Pomo: fruto carnoso que se origina en flores con varios carpelos soldados en ovario ínfero, en los que además de desarrollarse el pericarpo, la parte del receptáculo que rodea al ovario (hipanto) también se hace carnosa y en algunos casos es la parte más desarrollada del propio fruto. En estos frutos el endocarpo, que rodea directamente a las semillas, suele ser cartilaginoso. Se distinguen fácilmente porque en la depresión opuesta al pedúnculo aparecen unos dientecillos que corresponden a los restos del cáliz.

El fruto pomo es característico de un grupo de géneros de la familia rosáceas y que incluye muchas de las frutas comestibles que se cultivan y comercializan desde antiguo, como la manzana, la pera, el níspero del Japón, el membrillo, etc.

Galería de ejemplos de pomo