Extremadura se encuentra en en el sudoeste de España entre los 37º 57' N y los 40º 29' N de latititud y entre los 4º 39' O y los 7º 33' O de longitud. Su superficie total es 41.602 kilómetros cuadrados para una población de algo más de un millón de habitantes.

Su clima es mediterráneo con influencia atlántica.

Antes de iniciar la exposición de los suelos presentes en ella, recordemos algunos conceptos relativos al objeto de esta muestra.

 

El suelo constituye la capa superior de la superficie del planeta, formada por meteorización de las rocas junto a restos de la descomposición de seres vivos, en la que pueden estar enraizadas las plantas y que constituye un medio ecológico particular para ciertos tipos de seres vivos.

 

"...capa superior de la superficie del planeta..."

 

"...en la que pueden estar enraizadas las plantas..."

 

"...medio ecológico para ciertos tipos de seres vivos..."

 

El suelo es un cuerpo natural y, como tal, nace, evoluciona y ... muere. Su nacimiento tiene lugar, como ya hemos avanzado, a partir de una roca preexistente, aunque es necesario que ésta haya alcanzado la madurez necesaria para engendrar, lo que sucede cuando se ha producido la estabilización de su superficie. En esta estabilización juega un papel definitivo el clima. Las alternancias frío-calor y humedad-sequedad van atacando la roca inicial y haciendo posible que sea colonizada por líquenes y musgos. En ese momento existe la posibilidad de interacción de material mineral y orgánico por lo que es cuando el suelo nace. Como todo nacimiento va precedido de una gestación, que según la roca madre puede durar desde unos años a varios miles e incluso superar el millón. Así que la concepción tendría lugar cuando hay una estabilización de la superficie y el nacimiento cuando se produce la colonización vegetal.

 

"...concepción...estabilización de la superficie..."

 

"...nacimiento... colonización vegetal..."

Tras ese nacimiento, y con el transcurso del tiempo, el suelo va pasando por diferentes estados, que van forjando su carácter. En este desarrollo influyen sobre él todos los factores ambientales, siendo de especial importancia, el relieve. Un relieve abrupto le va a provocar dificultades en el crecimiento, mientras que uno llano va a facilitarlo. También el clima, que va a regir la velocidad de los procesos de alteración del material mineral y de los restos vegetales, diferentes a su vez, según aquel pues es un condicionante esencial de la vegetación.

Cuando el suelo alcanza el equilibrio con los otros componentes de su medio, es cuando su carácter se manifiesta decididamente y podemos hablar de madurez del suelo. De ahí que todas las características del mismo estén condicionadas por la serie de factores externos que hemos venido enumerando, tales como roca original, clima, organismos vivos, relieve y... tiempo.

Suelo infantil, solo aparece el mantillo de los restos vegetales sobre la roca madre.

 

 

Suelo juvenil, en el que se aprecia la alteración de la roca y su interacción con los componentes orgánicos.

 

 

Suelo maduro, donde se ha alcanzado el equilibrio con el medio y los procesos de formación y destrucción son semejantes.

 

Suelo viejo, la alteración y liberación de sustancias ya no es posible porque está constituido por productos finales de alteración.

La muerte del suelo siempre viene seguida de una reencarnación, pero como propugnan las teorías sobre ella, las condiciones del nuevo individuo pueden ser muy diferentes. Cuando su muerte es natural, porque llega a una situación en que el equilibrio de su madurez se hace imposible por la mudanza de las condiciones que le dieron origen, sobre ese suelo viejo surge otro joven mas adaptado a las nuevas condiciones y cuyo carácter se amolda a ellas. La vida del suelo puede ser por tanto muy larga llegando a ser millonario en años.

Otras veces su muerte es por accidente, un volcán, un terremoto o simplemente un deslizamiento de materiales pueden acabar sepultándolo y haciéndole perder su condición esencial de "parte superior de la corteza terrestre". Todo ello podríamos considerarlo como verdaderos "accidentes", mas en otras situaciones su muerte violenta es provocada por el hombre, que modifica las condiciones establecidas llevándole al envenenamiento lento de la contaminación o a la rápida desaparición por erosión.


De estas breves reflexiones, podemos inferir que la diversidad de tipos de suelo es como la humana, cada uno es diferente del vecino, si bien existen siempre algunas características comunes que nos permiten agrupar los individuos en clases y surge de ahí una taxonomía edáfica. Los elementos de una clase aun manteniendo su individualidad tienen rasgos comunes y diferentes a los de otra clase, que permiten predecir un comportamiento condicionado por esa pertenencia. En estas singularidades y coincidencias, que duda cabe que las condiciones de nacimiento y desarrollo tienen mucho que ver, y por ello aparecerán suelos diferentes ante las distintas combinaciones posibles de los factores formadores enumerados.

Pretendemos con este Catalogo dar una visión reducida de lo expuesto y referida a una pequeña parte del planeta, ocupada por esta Comunidad de Extremadura.


Para desenvolverse por el mismo proponemos dos formas principales de elegir la ruta, una en función del tipo de suelo y realizando la visita, como en un museo en que cada sala agrupa obras parecidas o relacionadas; o bien de un modo turístico visitando las diversas comarcas de la comunidad. La elección, amable visitante, es suya. Cualquiera que sea su opción y antes de que se despida de esta página, muchas gracias por haber tenido la paciencia de llegar hasta aquí.

 Tipos correspondientes a WRBSR '98

Tipos según la Soil Taxonomy '99

 Visita por Comarcas
 

Inicio
   
Actualizada 14/5/02