Edafología. Ciencias Ambientales

Lección 2. Descripción de perfiles. Información general acerca del suelo. Pedregosidad y afloramientos rocosos.

PEDREGOSIDAD

La pedregosidad superficial desde el punto de vista de la utilización del suelo es importante para el cultivo por su acción sobre los aperos de labranza, llegando a impedir la misma cuando su contenido es muy elevado. En las tierras vírgenes es un factor negativo porque disminuye la superficie útil para el crecimiento vegetal.

Las zonas pedregosas, desde el punto de vista de la conservación del suelo, pueden llegar a ser eficaces porque cuando la vegetación es escasa el golpeo de las gotas de agua sobre las piedras protege al suelo de la dispersión y arrastre de partículas. Las zonas más pedregosas, del tipo hamada se forman como consecuencia de un proceso erosivo hídrico que deja solamente la piedra.

Se establecen las siguientes categorías:

1. No o muy poco pedregoso.

· No interfiere la labranza.

· Las piedras cubren < 0.01 %.

2. Moderadamente pedregoso.

· Interfiere en la labranza.

· No impide las labores.

· Las piedras cubren hasta un 0.1 %.

· Piedras y pedregones separados de 10 a 30 m.

 

3. Pedregoso.

· Dificulta las labores y solo permite algunas.

· Las piedras cubren hasta un 3%.

· Piedras y pedregones separados de 1.6 a 10 m.

4. Muy pedregoso.

· Impide el uso de maquinaria pesada.

· Solo maquinaria ligera o a mano.

· Las piedras cubren hasta un 15 %.

· Piedras y pedregones separados de 0.75 a 1.6 m.

 

5. Excesivamente pedregoso.

· Impide el uso de todo tipo de maquinaria.

· Las piedras cubren hasta un 90 %.

· Piedras y pedregones separados < 0.75 m.

6. Ripioso.

· Pavimentado con piedras.

· Las piedras cubren > 90 %.

 

AFLORAMIENTOS ROCOSOS

Comparando una piedra con una roca se supone que en la superficie se ve lo que hay por debajo del suelo, pero lo normal es que cambie mucho y, por tanto, el efecto de la rocosidad es mayor que la superficie que se observa porque la roca que aflora suele presentar menor superficie que la que queda en el interior del suelo, de modo que el suelo cercano a losafloramientos será de menor espesor que el que existe entre ellos.

No todas las rocas se comportan igual. Cada tipo de roca genera un modelado del paisaje diferente. Los paisajes graníticos son suavemente ondulados y los granitos son redondeados. La pizarra está inclinada o vertical por los plegamientos y se erosiona fácilmente. Es frecuente también que las pizarras lleven vetas de cuarzo y queden lentejones de éste englobados en aquella, son los conocidos "dientes de perro". La verticalidad y la presencia de estas vetas verticales hacen que se responda al esquema teórico y en esta situación la realidad se acerque más a lo observado que en el caso anterior.

En este apartado se establecen los siguientes niveles:

1. No o muy poco rocoso.

· No interfiere en la labranza.

· La superficie cubierta es < 2 %.

2. Moderadamente rocoso.

· Interfiere en la labranza.

· No impide las labores

· Las rocas cubren hasta un 10 %.

· Afloramientos separados de 35 a 100 m.

 

3. Rocoso.

· Impide el uso de maquinaria pesada.

· Solo maquinaria ligera o a mano.

· Las rocas cubren hasta un 25 %.

· Afloramientos separados de 10 a 35 m.

4. Muy rocoso.

· Solo permite maquinaria muy ligera o a mano.

· Áreas de suelo somero alrededor de las rocas.

· Las rocas cubren hasta un 50 %.

· Afloramientos separados de 3.5 a 10 m.

 

5. Extremadamente rocoso.

· Impide el uso de todo tipo de maquinaria.

· Áreas de suelo somero alrededor de las rocas.

· Las rocas cubren hasta un 90 %.

· Afloramientos separados < 3.5 m.

6. Roca.

· Solo menos del 10 % del área es suelo.

 

Inicio    
Al Programa
A Información del suelo.

Actualizada 23/2/05