Edafología. Ciencias Ambientales

Lección 3. Morfología del suelo. Color. Agentes cromógenos.

Los agentes cromógenos son sustancias coloreadas, finamente divididas y, como consecuencia de ello, con un fuerte poder de tinción de las restantes partículas a las que se fijan superficialmente.

Uno de los más destacados es la materia orgánica que tiñe el perfil de oscuro, con más intensidad en la parte superior y cuya influencia decrece a medida que se profundiza.de arriba abajo. Por esta razón los suelos suelen presentar un color mas oscuro en la superficie y mas claro en profundidad. Los primeros componentes húmicos del proceso de polimerización y condensación que se lleva a cabo en la materia orgánica, para transformarse en humus son los que se conocen como "ácidos fúlvicos" y son, obviamente, amarillos. Cuanto más intensa es la polimerización y condensación van apareciendo los "ácidos húmicos" que aumentan la coloración hasta el pardo y, en el último nivel de polimerización aparecen grises muy oscuros. Cuando la transformación es deficiente se produce una carbonización con formación de "carbón de humus" de color negro.

La mayor parte de los constituyentes minerales del suelo son incoloros o muy débilmente coloreados, como las arcillas, el cuarzo, los feldespatos, etc...
Los componentes orgánicos presentan una coloración parda, gris o negra, por lo que tiñen al suelo de oscuro, más intenso en la superficie y qye va decreciendo con la profundidad.

Los óxidos férricos, representados por la hematites son de un rojo intenso y los oxihidróxidos, cuyo representante más genuino es la goethita, son amarillos. Al contrario que la materia orgánica, predominan en la parte media y baja del perfil ya que se originan en la alteración del material original. Esto hace que la parte media del perfil presente unos colores brillantes en contraste con los de la parte superior. En los suelos mediterráneos, con un verano tórrido y seco, se produce una deshidratación de los compuestos de hierro que generan un color rojo intenso. En los climas templados, con veranos algo humedos, no se produce la deshidratación y predominan los oxihidróxidos de color amarillo, siendo el color de los horizontes B, un buen indicador del clima reinante.

Los componentes minerales, en su alteración, liberan hierro que cuando se encuentra oxidado y deshidratado adopta la forma de hematites de color rojo intenso, tiñendo el suelo de abajo a arriba.
Del mismo modo, cuando el hierro se encuentra oxidado pero en forma hidratada, se forma oxihidróxidos de los que el más frecuente es la goethita de color amarillo, siendo éste el color que comunica al suelo.
El conjunto de los diferentes agentes cromógenos, le comunica al suelo un determinado color que varía a medida que se profundiza en el perfil, dada la diferente distribución de los distintos pigmentos.

Otros agentes cromógenos de menor importancia, son el manganeso, de color negro; los carbonatos, el yeso o las sales más solubles, son de color blanco y actúan como diluyentes de color; y, por último, algunos minerales específicos fuertemente coloreados como los derivados de las rocas básicas y ultrabásicas.

Todo lo expuesto hace que haya que determinarlo con gran precisión.

Inicio      
Al Programa
Al color.

Actualizada 2/3/05