Edafología. Ciencias Ambientales

Lección 3. Morfología del suelo. Pedregosidad.

El interés de la descripción de la pedregosidad estriba en que las piedras presentes en un horizonte constituyen un elemento inerte del mismo por lo que actúan como diluyente de sus propiedades. Cuando efectuamos la determinación de algún parámetro químico, lo hacemos en la tierra fina, fracción menor de 2 mm, por ello si la pedregosidad es grande el valor real del parámetro medido es menor que el expresado, dado que la tierra fina solo es una parte del horizonte que, cuando la pedregosidad es alta, puede ser mínima.

El hecho de su presencia a un determinado nivel puede ser un signo de la existencia de una discontinuidad litológica.

De la pedregosidad nos interesan algunas características como:

Abundancia.

Indica la magnitud del efecto diluyente. Además, en los horizontes superficiales, marca las posibles dificultades para la labranza del suelo. Cuando en un determinado horizonte su abundancia es netamente mayor que la de los horizontes supra y subyacentes, es un signo evidente de la presencia de una discontinuidad litológica.

Se establecen una serie de categorías según el volumen ocupado:

Muy pocas: < 5 % (Vol.)

Pocas: 5 a 15 %.

Frecuentes: 15 a 40 %.

Abundantes: 40 a 80 %.

Dominantes: > 80 %.

Tamaño.

La principal importancia radica en la posible interferencia con la labranza pues solo las superiores a 5-7 cm ejercen ese efecto. Se expresa el tamaño medio de las encontradas.

Forma.

Se indica con términos coloquiales. Atendiendo a su origen, las redondeadas han sufrido un largo transporte por medio del agua, mientras que las más angulosas suelen proceder de movimientos de masas de suelo o barro rico en materiales finos, son típicas de las rañas.

Naturaleza.

Se expresa el material de que están constituidas. Es importante para determinar su origen. Cuando coincide con el material original del suelo suelen incrementar su abundancia a medida que se desciende en el perfil.

Nivel de alteración.

Marca el tiempo de residencia en el horizonte si su naturaleza es diferente de la del material original del suelo. Se distinguen varias categorías:

No alteradas. Superficie sin ninguna alteración.

Fragmento de roca con la superficie fresca, sin rasgos de alteración.
Fragmento de roca muy alterado, con fuerte segregación de hierro que le otorga un color rojo intenso.

Meteorizadas. Superficie alterada. Interior sin signos de alteración.

Fuertemente meteorizadas. Tendencia a la destrucción por presión.

 

Bibliografía.

FAO. "Guia para la descripción de perfiles de suelos". FAO. 70 pp. Roma, 1977

Inicio      
Al Programa
A Lección 3

Actualizada 2/3/05