Práctica 4. Respuesta al Ejercicio.

Perfil 1

En este perfil solo apreciamos la existencia de tres horizontes.

El primero se diferencia por su color algo más oscuro que el siguiente y por poseer una estructura mas fina. Su base puede establecerse a unos 38 cm de la superficie.

Su límite muestra una naturaleza "neta" y una forma sensiblemente "plana".

En cuanto a su estructura, es claramente "migajosa", con agregados esféricos, de pequeño tamaño y aspecto poroso.

Esta estructura es propia de horizontes A, ricos en materia orgánica y con una buena formación de complejos de adsosrción con la arcilla. es la estructura ideal para la germinación y enraizamiento de las semillas, por el buen contacto que proporcionan a estas con el suelo y la fácil absorción de la humedad del mismo. Todo ello merced a que el tamaño de los agregados y de las semilla es muy parecido.

El segundo se diferencia del anterior por su estructura y del siguiente por el color. Alcanza hasta una profundidad comprendida entre 60 y 85 cm.

Su límite presenta una naturaleza "abrupta" y una forma "ondulada", lo que hace que su espesor varíe de unos puntos a otros.

Su estructura es "poliédrica" de tamaño medio a grueso. No podemos indicar su estabilidad al no poder separar los agregados del suelo.

Esta estructura es propia de horizontes B y, generalmente, de acumulación de arcilla, Bt. Es el contenido arcillosos el que favorece la retracción del suelo al secarse y la formación de los poliedros por fragmentación. Este tipo de estructuras resulta favorable para la retención de agua por el suelo, aunque dificulta el establecimiento de raíces finas.

El tercero es un horizonte R y, por su carácter de roca, carece de estructura. No existe límite inferior apreciable en la imagen.

Perfil 2

En este perfil se distinguen fácilmente cinco horizontes.

El primero se caracteriza por su color más oscuro. Su base se puede situar a unos 20 cm de profundidad.

Su límite inferior es "ondulado" y "abrupto", por el violento cambio de color.

Su estructura es "particular" ya que no se observa la presencia de agregados, aunque existe una ligera tendencia a "migajosa" en algunas zonas.

Esta estructura es propia de horizontes arenosos, si bien el alto contenido en materia orgánica favorece la formación de incipientes agregados con la escasa arcilla presente. Esta estructura es propia de horizontes E y C, aunque puede presentarse en horizontes A, como en este caso, cuando el material es muy arenoso; en estos casos suele ir asociada a un elevado contenido en materia orgánica. Hace que el horizonte sea muy permeable, retenga poca agua y sea fáclmente penetrado por las raíces.

El segundo horizonte se distingue fácilmente por su color blanquecino. Alcanza una profundidad de entre 30 y 40 cm.

Su límite inferior es "ondulado" y "abrupto", por el violento cambio de color.

Su estructura es "particular" ya que no se observa la presencia de agregados.

Como en el caso anterior, es propia de horizontes muy arenosos. El color y la posición en el perfil hace que podamos asegurar que se trata de un horizonte E. Hace que el horizonte sea muy permeable, retenga poca agua y sea fáclmente penetrado por las raíces, aunque al carecer de agua y nutrientes, no se forman pelos absorbentes.

El tercero se distingue por su color y por una cierta tendencia a la formación de estructura.

Su límite inferior es muy variable en el espacio y puede alcanzar hasta los 75 cm en algunos lugares, aunque en forma de finas lenguas por lo que su espesor general es muy reducido. Este límite es "irregular" y "abrupto".

Su estructura va de "particular" a "granular" por la presencia de materia orgánica acumulada por lavado de los horizontes superiores, en especial del anterior que la ha perdido toda, de ahí su color. Este tipo de estructuras es propia e horizontes B de acumulación de materia orgánica asociada a sesquióxidos, típicamente de horizontes Bhs.

El cuarto se distingue por su color más claro y su estructura "masiva", sin formación de un sistema de grietas. Alcanza hasta unos 70 a 80 cm de profundidad.

Su límite inferior es "abrupto" y "ondulado".

Su estructura es "masiva", como ha quedado dicho, propia de un horizonte C.

El quinto horizonte parece constituido por la roca madre, si bien no resulta claro en el imagen porque esta cubierto por material terroso de los horizontes superiores, caído al abrir el perfil.

Perfil 3

En este perfil se diferencian cinco horizontes.

El primero se diferencia claramente por su color más oscuro. Su base está situada a unos 20 cm de profundidad.

El límite inferior es "abrupto" y sensiblemente "plano".

La estructura es "subpoliédrica" de tamaño medio. Esta estructura es propia de horizontes A con elevado contenido arcilloso y cuya materia orgánica no está bien humuficada. También la encontramos en horizontes B con elevado contenido orgánico. No es la mejor estructura para un horizonte A porque deja huecos algo grandes que dificultan el contacto del suelo con las raíces, pero tampoco es mala porque acepta una buena cantidad de agua y asegura la nutrición hídrica de las plantas.

El segundo se diferencia del primero por su color más claro y del tercero por su escasa pedregosidad. Llega hasta unos 50 cm.

El límite inferior es "gradual" y sensiblemente "plano".

Su estructura solo puede apreciarse a la izquierda de la imagen, es de tipo "poliédrica" gruesa y de débil desarrollo, manifestado por la carencia de un sistema de grietas claro.

Esta estructura es característica de horizontes B sin enriquecimiento apreciable de arcilla y con un bajo nivel evolutivo, podríamos concretarlo como Bw. El bajo o medio contenido arcilloso le proporciona una capacidad de retención de agua moderada.

El tercero se diferencia del anterior por su mayor pedregosidad y del siguiente por el color. Alcanza hasta los 90 cm aproximadamente.

El límite inferior es "abrupto" y sensiblemente "plano".

Su estructura es "poliédrica" muy débil con tendencia a masiva. Esta estructura es propia de horizontes de transición de B a C, con una retención de agua moderada, agudizada por la gran pedregosidad presente.

El cuarto se diferencia del anterior por el color blanquecino y del siguiente por el mismo motivo. Alcanza hasta los 120 a 140 cm.

Su límite inferior es "neto" y "ondulado".

Su estructura es masiva y el rasgo más característico lo constituyen los recubrimientos blancos, posiblemente de carbonato cálcico.

La estructura es típica de los horizontes C, que en este caso podría ser un Ck.

El quinto se diferencia del anterior por carecer de revestimientos blanquecinos. No tiene límite inferior en la imagen.

Debe constituir el material original del suelo.

Perfil 4

En este perfil se aprecian cuatro horizontes.

El primero se diferencia por un color algo más oscuro, una estructura más definida y una menor pedregosidad. Alcanza hasta los 20 cm aproximadamente.

Su límite inferior es "gradual" y sensiblemente plano.

La estructura es "granular", propia de horizontes en cuyos flóculos predomina la arcilla sobre la materia orgánica. Sus agregados no son muy porososos y el horizonte resulta poco mullido. Es una buena estructura para la gerninación y el enraizamiento de las semillas. Es típica de horizontes A de suelos de cultivo.

El segundo se diferencia del tercero por su color y estructura. Alcanza hasta los 40 a 50 cm.

Su límite inferior es "abrupto" y ligeramente "ondulado".

La estructura es "poliédrica" poco desarrollada, por lo que no muestra un sistema de grietas bien definido. Es propia de horizontes Bw y muestra una fácil penetración para las raíces pero no retiene mucha agua.

El tercero se diferencia del siguiente por su color blanco. Llega hasta los 80 a 90 cm.

Su límite inferior es "neto" y ligeramente "ondulado".

La estructura es "masiva" y lo más significativo es su recubrimiento por una sustancia blanca, posiblemente carbonato cálcico. Esta estructura es propia de los horizontes C y, si estuvieramos en lo cierto sobre los recubrimientos, sería un Ck. La presencia de carbonatos incrementería algo su capacidad de retención de agua.

El cuarto y último horizonte está constituido por el material original del suelo. No se aprecia su límite inferior y posee una estructura masiva típica de un horizonte C.

Inicio
Al Programa

Actualizada 1/4/07