Edafología. Ciencias Ambientales

Lección 4. Componentes del suelo. Fase sólida. Componentes minerales. Complejo de alteración. Alteración geoquímica.

Es el proceso inicial de la formación del suelo y por tanto común a todos los tipos.

Sobre el material original, más o menos coherente, actúan los factores climáticos, especialmente la alternancia frío-calor, que consigue un resquebrajamiento del mismo. A medida que se va produciendo la rotura del material se va incrementando la superficie expuesta a los agentes atmosféricos. En esta fase el agua puede ser un factor coadyuvante en las zonas frías, porque la formación de hielo en las grietas formadas, produce una enorme fuerza expansiva capaz de destrozar a los materiales más coherentes.

Las superficies creadas se ponen en contacto con el agua de lluvia que lleva disuelta una notable cantidad de dióxido de carbono y de oxígeno. Estos gases le comunican un carácter ácido, de una parte, y un potencial de oxidación relativamente elevado, por otra.

La acidez de esta solución de ataque, provoca una cierta hidrólisis de los silicatos, que en última instancia deben cosiderarse como sales más o menos complejas. Se va produciendo un reemplazamiento de sus cationes por los hidrogeniones del agua, de modo que la solución se va tornando alcalina por la disociación de los hidróxidos creados en ella, a la par que el mineral se va haciendo ácido.

Simultáneamente, el caracter oxidante de la solución inicial actúa sobre los minerales ferromagnesianos, transfomando el hierro ferroso en férrico, lo cual crea un desequilibrio eléctrico en sus estructuras que obliga a la eliminación de cationes del mineral y, como consecuencia al enriquecimiento de la solución en bases.

La solución alcalina creada, actúa sobre los esqueletos silíceos de los minerales disolviendolos en forma de ácido metasilícico. De este modo, se va produciendo una disolución de los minerales primarios con la formación de una solución cada vez mas rica en compuestos e iones. Parte de la sustancias solubles son arrastradas por el agua que percola a través del suelo y otra parte queda en forma poco soluble o precipitada. Esta solución empapa los fragmentos de roca creados y constituye un pequeño depósito de elementos, iones y compuestos más o menos estables, junto a los restos estructurales de los minerales primarios.

Todo ese amasijo de sustancias puede reorganizarse y crear nuevas estructuras. La reorganización se produce por afinidad química de los elementos de la solución, pero éstos varían en función del lavado producido y de la conductividad hidráulica del incipiente suelo formado. En última instancia, es el clima el factor decisivo; cuanto más templado mayor descomposición y mayor riqueza de la solución, cuanto más húmedo, mayor lavado y mayor enriquecimiento en los elementos menos solubles.

El proceso de reconstrucción es el que se conoce como neoformación y afecta a los silicatos laminares que constituyen la mayor parte de la arcilla. Los elementos que no intervienen en la construcción de dichos filosilicatos o lo hacen de una forma esporádica, pueden recristalizar en forma de óxidos metálicos con diferentes estados de oxidación y de hidratación.

Para ver como se realizan estos procesos pasaremos revista a los siguientes tópicos:

Neoformación de minerales arcillosos.

Cristalización de los óxidos metálicos.

Inicio    
Al Programa
A Lección 4

Actualizada 17/3/05