Edafología. Ciencias Ambientales

Lección 4. Componentes del suelo. Fase sólida. Componentes minerales. Complejo de alteración. Tipos de rocas.

Las rocas que forman la corteza terrestre pueden proceder de la solidificación de un magma primitivo, de la emergencia de depósitos marinos o lacustres formados por el arrastre de los productos de erosión de la superficie terrestre, o de la transformación de cualquiera de las dos anteriores.

En el primer caso tenemos las rocas ígneas, que serían las que en un principio formaron la corteza, y que han seguido formandose en el tiempo por la irrupción de materiales fundidos profundos, bien en forma sólida, las llamadas rocas intrusivas, o en forma pastosa que serían las efusivas o volcánicas. Su composición mineralógica depende de la naturaleza del material que las origina por lo que existen dos series semejantes mineralógicamente y diferenciadas por su origen. Según su riqueza en sílice se conocen como ácidas, las más ricas, y básicas, las mas pobres.

En el caso de las rocas intrusivas se consideran diversas familias según su acidez o basicidad.

El término más acido corresponde a la familia del granito o su equivalente volcánico que es la riolita. Ambas están constituidas fundamentalmente por feldespatos, acompañados de cuarzo y micas en proporciones semejantes, como se muestra en el esquema. Los términos finales de las familias pueden contener algo de anfiboles. El feldespato dominante en los términos más ácidos es la ortosa, que va siendo acompañada de plagioclasas a medida que decrece la acidez. Algo semejante ocurre con las micas en las que prevalece la moscovita en los medios más acidos y va siendo acompañada de la biotita.

Al decrecer la acidez, llegamos a las familias de la granodiorita y de la dacita. En ellas va decreciendo el cuarzo a medida que van incrementandose los anfiboles. Del mismo modo se va reemplazando la ortosa por plagioclasas y la moscovita por biotita.

En la familia de la diorita y los últimos términos de la de la dacita y primeros de la andesita, el cuarzo sigue decreciendo hasta desaparecer al final y comienza a decrecer el contenido en micas, preferentemente biotíticas. Se incremente el contenido en anfiboles y hacen su aparición los piroxenos, más básicos que aquellos.

Los gabros, que se corresponden con los términos finales de las andesitas, ya no continen cuarzo, las micas decrecen hasta desaparecer al igual que los anfiboles, siendo los piroxenos los que ocupan su lugar, asó como el de los feldespatos que también comienzan su declive.

Por último, las familias básicas y ultrabásicas, correspondientes a peridotitas y basaltos, están constituidas predominantemente por olivino, acompañado de piroxenos.

Lo más destacable es el incremento de minerales ferromagnesianos a medida que lo hace la basicidad, al tiempo que crece el contenido en calcio y sodio. Con la acidez, crece el silicio, el aluminio predomina sobre el magnesio y el potasio sobre el sodio y el calcio. El hierro interviene en los términos básicos en su forma ferrosa, y predomina la forma férrica en los más ácidos, pues siempre aparece en sustitución de magnesio o de aluminio.

Los materiales sedimentarios se distinguen tanto por su composición mineralógica como por su textura o tamaño de grano y por su consistencia.

Composición

Textura

Tipo

Sueltas

Consolidadas

Cristalinas

Clástica

Arcillosa

Arcilla

Pizarra

-

Limosa

Loess

Pelita

-

Arenosa

Arena

Arenisca

Cuarcita

Calcárea

Arcillosa

Creta

Caliza

Limosa

Caliza fina

Toba

Mármol

Mixta

Fina

Marga

Mármol arcilloso

Gruesa

Molasa

Asperón calizo

Evaporítica

Fina

Muy variadas

En cuanto a su composición se distinguen las rocas clásticas, cuyos componentes son principalmente silicatos; las calcáreas en las que predomina el carbonato cálcico y preferentemente la calcita; las mixtas, con silicatos y carbonatos; y las evaporíticas en las que aparecen sales diferentes del carbonato cálcico y, generalmente, más solubles, como es el caso del yeso o de la halita, carnalita, epsomita y diversos sulfatos y cloruros, además de los fosfatos cuyo representante más genuino es el apatito.

Dentro de las clásticas, se diferencian por su textura: arcillosa, limosa o arenosa. Con textura arcillosa y consistencia suelta tenemos las arcillas; mientras que si están conolidadas son las pizarras. Si la textura es limosa tenemos el loess o las pelitas según sean sueltas o consolidadas. En la textura arenosa aparecen arenas, areniscas y cuarcitas cuando son cristalinas.

Las rocas calcáreas con textura arcillosa son la creta si es suelta o la caliza si está consolidada o cristalina. Las de textura limosa se conocen como caliza fina, las sueltas; tobas, las consolidadas y marmoles las cristalinas.

En las de composición mixta y consistencia suelta aparecen las margas con textura fina y las molasas con textura gruesa. Cuando están consolidadas tenemos, respectivamente, los marmoles arcillosos y los asperones calizos.

Las rocas evaporíticas siempre presentan una textura fina y su nombre depende de la composición, por lo que es tan variado como ella.

Las rocas metamorficas reciben nombres derivados de los materiales de que proceden por lo que su composición y denominación es muy amplia.

Inicio    
Al Programa
A Lección 4

Actualizada 17/3/05