Respuesta al Ejercicio de la Práctica 13.

Antes de inciar el análisis del complejo absorbente, y como se trata de los primeros 40 cm delsuelo, calcularemos los datos correspondientes a la zona citada. Para ello tomaremos un volumen equivalente a una unidad de superficie, por lo que sería igual al espesor de cada horizonte implicado. La masa vendría dada por el producto del volumen por la densidad aparente.

Como todos los cálculos son similares vamos a presentar en detalle el caso de la CIC.

Horizonte

Espesor cm

da g/cm³

Masa g

CIC cmol(c)/kg

CIC (cmol(c)/kg)g

CIC promedio cmol(c)/kg

Perfil 1
 
1
26
0.84
21.84
103.6
2262.62
2
14
0.92
12.88
106.5
1371.64
Total
34.72
3634.27
104.67
Perfil 2
 
1
18
1.18
21.24
32.2
684.86
2
20
1.22
24.40
22.8
557.15
3
2
1.28
2.56
19.1
48.96
Total
48.20
1290.97
26.78
Perfil 3
 
1
18
1.19
21.42
36.9
791.34
2
15
1.27
19.05
29.0
552.93
3
7
1.29
9.03
39.1
353.34
Total
49.50
1697.61
34.30
Perfil 4
         
1
12
1.21
14.52
50.0
725.54
2
11
1.23
13.53
49.2
665.62
3
17
1.31
22.27
34.9
776.78
Total
50.32
2167.93
43.08

Siguiendo el modelo anterior obtenemos la siguiente tabla:

Perfil
CIC cmol(c)/kg

Na cmol(c)/kg

K cmol(c)/kg

Ca cmol(c)/kg

Mg cmol(c)/kg

Suma de bases cmol(c)/kg

V %

Na %

Ca %

K/Mg

1
104.67
1.25
3.33
70.03
7.05
81.86
78.0
1.19
66.9
0.47
2
26.78
0.97
0.89
13.55
1.58
16.99
63.4
3.64
50.6
0.56
3
34.30
0.75
0.83
23.76
7.38
32.72
95.4
2.18
69.3
0.11
4
43.08
2.14
1.18
22.71
10.44
36.47
84.6
4.96
52.7
0.11


El análisis del complejo absorbente hemos de iniciarlo con la capacidad de intercambio catiónico.

En cuanto al grado de saturación, observamos que los dos últimos perfiles están en niveles óptimos y el primero muy cercano a ellos, pero teniendo en cuenta su elevadisima CIC, la nutrición catiónica está más que asegurada. El segundo perfil es el más deficiente y aunque su CIC es buena, puede presentar algún problema de nutrición catiónica agravado por los desequilibrios que ahora comentaremos.

En lo referente a las bases cambiables comencemos con el sodio.

Ninguno de los perfiles presenta valores inquietantes aunque al considerar el porcentaje de sodio cambiable, el Perfil 4 muestra unos valores cercanos al límite del 5 % establecido para una estabilidad estructural aceptable.

El potasio merece una serie de consideraciones.

El Perfil 1 muestra unos valores extraordinariamente elevados y la nutrición potásica está asegurada, no obstante muestra una relación K/Mg en el límite de lo aceptable. Esta relación debe rondar valores de 0.15 y no superar los 0.5 en suelos con valores bajos de bases, que no es el caso. Como el problema principal se encuentra en la nutrición magnésica nos referiremos a ella en su momento. Algo similar ocurre en el Perfil 2 en cuanto a relaciones, si bien en este caso no hay exceso potásico y se encuentra en un nivel más que aceptable dado su grado de saturación.

Los Perfiles 3 y 4 muestran valores aceptables en el primero y más que suficientes en el segundo. Ambos muestran una relación K/Mg algo más baja que límite inferior tolerable, por lo que el antagonismo de ambos elementos puede hacer peligrar la correcta nutrición potásica, en plantas muy exigentes. en el primero de ellos; el segundo no tendrá problemas por su elevado contenido potásico.

En cuanto al calcio hemos de considerar la posible inhibición de la absorción potásica y su influencia sobre la estructura.

Su contenido es más que aceptable en los Perfiles 1, 3 y 4, sobre todo en el primero de ellos. No hay riesgos de carencias cálcicas ni para las especies calcícolas. En el Perfil 2 su contenido es bajo aunque no larmante para la nutrición vegetal, este suelo no es muy apto para especies calcícolas, pero el resto vivirán sin problemas.

Desde el punto de vista estructural el comportamiento de los Perfiles 1 y 3 está muy cerca del valor óptimo, por lo que la estabilidad de la estructura estará asegurada. Por el contrario, los Perfiles 2 y 4 presentan valores algo bajos, solo salvados por el elevado contenido orgánico de ambos; en este sentido los mayores problemas serán para el segundo de ellos en el que se suma el bajo contenido cálcico al elevado porcentaje de sodio, aunque también su contenido orgánico es más alto. En suma, no existen problemas estructurales.

Por último tenemos el magnesio.

Los Perfiles 1, 3 y, sobre todo el 4 muestran una concentración mágnesica aceptable, solo el 2 tiene un nivel excesivamente bajo y rayando en lo preocupante. Además este perfil, junto con el 1, son los que muestran una realción K/Mg más elevada que, si bien, no es preocupante en el 1, sí lo es en el 2 en el que pueden producirse deficiencias magnésicas y, sobre todo, una baja concentración del elemento en los tejidos vegetales que puede afectar a los consumidores de las plantas, más que a las propias plantas.

 

Ahora vamos a entrar en la segunda pregunta del Ejercicio. En la Tabla siguiente mostramos los valores más destacados. Para estimar la CIC atribuida a la materia orgánica, hemos atribuido un valor a la misma en función de la evolución de su humus.

Horizonte

M.O, %

CIC MO cmol(c)/kg

CIC asociada a MO cmol(c)/kg

CIC suelo cmol(c)/kg

CIC atribuida a la arcilla cmol(c)/kg

Arcilla %

CIC calculada para la arcilla.. cmol(c)/kg

Perfil 1
   
1
35.84
200
71.68
103.6
31.9
53.2
60
2
38.64
200
77.28
106.5
29.2
54.1
54
3
40.67
200
81.34
110.0
28.7
55.2
52
4
78.24
200
96.48
121.8
25.3
52.8
48
Perfil 2
   
1
5.87
300
17.61
32.2
14.6
27.1
54
2
2.31
300
6.93
22.8
15.9
28.4
56
3
1.04
300
3.12
19.1
16.0
29.1
55
4
0.54
300
1.62
18.8
17.2
30.2
57
5
0.32
300
0.96
18.2
17.2
30.7
56
6
0.04
300
0.12
13.5
13.4
26.3
51
7
0.03
300
0.09
13.3
13.2
25.4
52
Perfil 3
   
1
2.98
400
11.92
36.9
25.0
27.2
92
2
2.91
400
11.64
29.0
17.4
18.3
95
3
0.97
400
3.88
39.1
35.3
37.5
94
4
0.12
400
0.48
34.0
33.5
36.8
91
5
0.41
400
1.64
47.8
46.1
41.2
112
6
0.12
400
0.48
32.4
32.0

29.6

108
7
0.11
400
0.44
36.3
35.9
32.9
109
8
0.07
400
0.28
34.0
33.8
33.1
102
9
0.03
400
0.12
33.9
33.7
33.4
101
Perfil 4
           
1
6.12
400
24.48
50.0
25.5
35.4
72
2
5.98
400
23.92
49.2
25.3
35.6
71
3
2.21
400
8.84
34.9
26.0
37.2
70
4
1.08
400
4.32
31.4
27.1
37.6
72
5
0.36
400
1.44
26.5
25.0
36.8
68
6
0.61
400
2.44
55.5
53.0
56.4
94
7
0.12
400
0.48
40.1
39.7
43.1
92
8
0.07
400
0.28
39.2
38.7
43.2
90

De la tabla anterior se deduce que el Perfil 1 presenta una arcilla de actividad media que crece hacia la superficie, este hecho es lógico al producirse una apertura de las láminas de la arcilla por la alteración bioquímica que debe tener lugar en este suelo. Lo mismo cabe decir del Perfil 2, si bien en este caso la uniformidad es mayor pues el proceso de alteración se ha producido con una intensidad similar en todo el perfil.

La arcilla del Perfil 3 presenta una actividad alta en todo él. Se nota la discontinuidad litológica ya conocida pero sin gran contraste, de ello podemos deducir que la alteración del viejo suelo ha sido mayor, como corresponde a un mayor tiempo, que la del nuevo, si bien el horizonte que le sirve de origen y que deriva de un suelo semejante, es muy parecido al horizonte B del antiguo. El mismo modelo se reproduce en el Perfil 4 aunque con una actividad algo menor, si bien se ha de considerar alta, máxime en las condiciones en que se desarrolla este suelo.

Calificaciones.

Inicio
Al Programa

Actualizada 21/5/06