Edafología. Ciencias Ambientales

Lección 6. Génesis del suelo. Formación del suelo.

El suelo no constituye un ente natural independiente sino que está entroncado con el paisaje de forma indisoluble.

Su formación está condicionada por una serie de factores externos, que tutelan su evolución a lo largo del tiempo, de forma que el cambio de alguno de ellos provoca una modificación en el estado final del mismo. Es, pues, como apuntó Jenny, una función cuyas variables independientes están constituidas por el material original (rm); el clima (cl); los organismos (or), fundamentalmente la vegetación; el relieve o topografía del terreno (re) y el tiempo (t).

S = f (rm, cl, or, re, t)

Los operadores que ligan a las variables para otorgar un valor a la función son los que se conocen como procesos edafogéneticos. Algunos son comunes a todos los suelos, como sucede con la alteración mineral del material original, la humificación o transformación de los restos orgánicos para convertirse en humus, y la formación de complejos organo-minerales. Otros son específicos de determinado conjunto de factores formadores y conducen a tipos singulares de suelos; entre ellos y en el clima mediterráneo, el más común es la ilimerización o movimiento vertical de la arcilla con acumulación en zonas intermedias del perfil, formando lo que se conoce como un horizonte B árgico, que otorga al suelo un comportamiento muy determinado.

Inicio    
Al Programa
A Lección 6

Actualizada 18/5/05