Edafología. Ciencias Ambientales

Lección 8 Tipología de suelos. Rasgos de diagnóstico del suelo. Materiales de diagnóstico.

 

Material antropogeomórfico.

Se entiende por tal a un material mineral u orgánico no consolidado derivado de rellenos de terrenos, escombreras de minas, desechos urbanos, vertederos de basura, escombros y otros productos de la actividad humana. Estos materiales no han estado sujetos a un tiempo suficientemente largo de transformación para manifestar su efecto en los procesos edafogenéticos.

Dentro de ellos se distinguen varios tipos entre los que se cuentan, como principales los siguientes:

 

Material árico.

Es un material mineral que presenta, en una o más capas comprendidas entre 25 y 100 cm de profundidad, fragmentos de horizontes de diagnóstico que representan un volumen mínimo del 3 % pero que no están en una secuencia ordenada.

 

Material gárbico.

Material de desechos orgánicos acumulados en vertederos de basuras.

 

Material redúctico.

Es similar al anterior pero produce emisiones gaseosas de metano, dióxido de carbono y otros productos, derivadas de un ambiente anaerobio.

 

Material espólico.

Material terroso derivado de actividades industriales, extractivas o de grandes construcciones. Sus principales componentes son las escombreras de las minas, fangos de drenaje de los ríos, desmontes de la construcción de carreteras y otros similares.

 

Material úrbico.

Material térreo derivado de escombros y cascotes de la construcción de edificios, siempre que superen el 35 % del volumen.

 

Material orgánico.

Está constituido por restos orgánicos acumulados en superficie, en condiciones húmedas o secas, en tal cantidad, que el material mineral no presenta una influencia significativa en el comportamiento del suelo.

Debe reunir alguna de las características siguientes:

a) Si está saturado con agua durante largos periodos, salvo que esté drenado de forma artificial, su contenido en materia orgánica, excluyendo las raíces vivas, debe cumplir alguna de las siguientes condiciones:
1) Un 18 % de C orgánico (30 % de materia orgánica) o más si la fracción mineral contiene un mínimo del 60 % de arcilla.
2) Un 12 % de C orgánico (20 % de materia orgánica) o más si la fracción mineral no contiene arcilla.
3) Un límite inferior de C orgánico situado entre los valores anteriores y proporcional al contenido en arcilla.

C = 12 + Arcilla/10

b) Si nunca está saturado con agua más que unos cuantos días, su contenido en C orgánico debe ser al menos del 20 % (35 % de materia orgánica).

 

Material flúvico.

Es un material procedente de aportes fluviales, marinos o lacustres, recibido por el suelo de forma periódica, o que fue recibido en un pasado reciente.

Es un material que muestra una estratificación en un 25 % o más de su volumen y en un determinado espesor. La estratificación puede ponerse de manifiesto por un decrecimiento irregular del contenido en C orgánico al aumentar la profundidad, o por permanecer por encima del 0.2 % a un metro de profundidad. Delgadas capas de arena pueden contener menos C orgánico del indicado si los materiales más finos situados debajo lo poseen, excluyendo de ello a posibles horizontes A enterrados.

 

Material sulfídico.

Son materiales sumergidos que contienen azufre en forma de sulfuro y solo moderados contenidos de carbonato cálcico.

Debe reunir las siguientes condiciones:

a) Un mínimo del 0.75 % de azufre.

b) Un contenido en equivalente en carbonato cálcico que no supera el triple del contenido en S.

c) Un pH en agua superior a 3.5.

 

Material calcáreo.

El material presenta una fuerte efervescencia con HCl al 10 % en la mayor parte de la tierra fina, o presenta más del 2 % de equivalente en carbonato cálcico.

 

Material yesífero.

Se dice del material que contiene un mínimo del 5 % de yeso en volumen.

 

Material téfrico.

Está constituido por "tefra", entendiendo por tal a productos piroclásticos procedentes de cenizas volcánicas, no consolidados y nada o débilmente alterados, tales como cenizas, lapili, pumitas vesiculares o bombas volcánicas. O por "depósitos téfricos", considerando como tales a las mezclas de tefra con materiales de otra procedencia, tales como loes téfricos, arenas téfricas porosas y aluviones procedentes de materiales volcánicos.

Deben reunir las siguientes condiciones:

a) Un 60 % o más de tefra.

b) La suma del aluminio más la mitad del hierro extraído con oxalato (pH=3) debe ser menor del 0.4 %.

 

Inicio    
Al Programa
A Lección 8

Actualizada 18/5/05