Edafología. Ciencias Ambientales

Lección 8 Tipología de suelos. Rasgos de diagnóstico del suelo. Propiedades de diagnóstico.

Gleicas.

Se considera que un material presenta propiedades gleicas cuando está saturado con agua, salvo que esté drenado, por un tiempo suficiente para generar unas condiciones reductoras. Además de un diseño gleico del color, presenta las siguientes características:

a) Cumple alguna de estas condiciones:
1) Un rH en la solución del suelo de 19 o menor. Este valor se calcula de la siguiente forma: rH = (Eh en mV)/29 + 2 pH.
2)Presencia de hierro ferroso que se evidencia de alguna de las siguientes formas:
a) Un color azul oscuro sobre una superficie recién expuesta y con una humedad a capacidad de campo, tras pulverizarla con una solución de ferricianuro potásico al 1%.
b) Un fuerte color rojo, en las condiciones anteriores, pero pulverizando con una solución al 0.2 % de a, a dipiridilo en ácido acético al 10 %.
b) Un modelo de color que refleja propiedades oximórficas, reductimórficas o ambas en alguna de las siguientes situaciones:
1) En más del 50 % de la masa del suelo.
2) En la totalidad de la masa del suelo bajo un horizonte superficial.

 

Estágnicas.

Semejantes a las anteriores pero con un diseño de color estágnico y las siguientes características:

a) La misma que en las propiedades gleicas.
b) Un horizonte álbico o un diseño de color estágnico en alguna de las situaciones siguientes:
1) En mas del 50 % del volumen del suelo si éste no está perturbado.
2) En la totalidad del volumen del suelo situado bajo una capa arable.

 

Arídicas.

Se caracterizan por cumplir las siguientes condiciones:

a) Un contenido en C orgánico menor del 0.6 % si la textura es franco-arenosa o más fina, o menos del 0.2 % si lo es más gruesa. Como promedios de los primeros 20 cm del suelo o hasta un horizonte B, un horizonte cementado o una roca, que esté más somera.
b) Evidencia de actividad eólica manifestada de algunas de las formas siguientes:
1) La fracción arenosa de algún subhorizonte o material de relleno de las grietas, muestra formas redondeadas y mates propias del transporte eólico. Debe suceder al menos en el 10 % de los granos de cuarzo de las fracciones gruesas y medias de la arena.
2) Fragmentos de roca con evidentes formas de transporte eólico en la superficie del suelo.
3) Evidencias de aeroturbación.
4) Evidencias de erosión o deposición eólica o de ambas.
c) Las muestras rotas y raspadas presentan un brillo de 3 o más en húmedo y de 4.5 o superior en seco; y una pureza de color mínima de 2 en húmedo.
d) Una saturación en bases superior al 75 %, si bien lo habitual es del 100 %.

 

 

Álicas.

Las presenta el material que reúne las siguientes características químicas:

a) Una capacidad de intercambio catiónico igual o mayor de 24 cmol(+)/kg de arcilla.
b) Alguna de las siguientes condiciones:
1) Una reserva total de bases de la arcilla que supone al menos el 80 % del suelo. Se entiende por tal a la suma de las bases de cambio y el contenido mineral en los mismos iones.

2) Una relación limo/arcilla de 0.6 o menor.

c) Un pH medido en KCl de 4 o menor.
d) Un contenido en Al extraído con KCl de 12 cmol(+)/kg de arcilla o mayor, y la relación entre éste y la CIC de la arcilla de 0.35 o superior.
e) Una saturación en Al del 60 % o mayor.

 

Ferrálicas.

Las posee el material cuya CIC es menor de 24 cmol(+)/kg de arcilla o menor de 4 cmol(+)/kg de suelo. Se deben cumplir ambas condiciones en algún subhorizonte del B o del inmediatamente subyacente al A.

 

Géricas.

Las posee el material que cumple alguna de las condiciones siguientes:

a) La suma de las bases cambiables más la acidez cambiable extraída con KCl 1M no tamponado, es 1.5 cmol(+)/kg de arcilla.
b) Un DpH de 0.1 o mayor.

 

 

Fuertemente húmicas.

Las cumple el material que contiene más del 1.4 % de C orgánico como promedio de los 100 cm superiores del suelo. Se aplica el mismo calculo para suelos cuyo espesor está situado entre 50 y 100 cm. Por debajo de 50 cm, no pueden existir estas propiedades.

 

Carbonatos secundarios.

Se entiende por tales a los que proceden de una movilización de los mismos con acumulación en un punto diferente del perfil, nunca heredados directamente del material original. Son lo suficientemente blandos para poder ser rayados con la uña.

 

Cambio textural abrupto.

Implica un brusco cambio en el contenido en arcilla entre dos horizontes y se manifiesta por alguna de las siguientes condiciones:

a) Cuando el horizonte superior posee menos del 20 % de arcilla, el subyacente duplica su contenido en una distancia máxima de 7.5 cm.
b) Si el contenido en arcilla del horizonte superior es de al menos el 20 %, el horizonte subyacente posee un 20 % más que él. En alguna parte del horizonte inferior debe duplicarse el contenido en arcilla del superior.

 

 

Lenguas albelúvicas.

Son penetraciones de un material que ha perdido arcilla y hierro, en un horizonte árgico. Para considerarlas tales deben reunir las siguientes características:

a) Presentan el color correspondiente a un horizonte álbico.
b) Son más profundas que anchas, con alguna de las siguientes dimensiones horizontales:
1) 5 mm o más en horizontes árgicos arcillosos.
2) 10 mm o más cuando el horizonte árgico presenta una textura limosa o franco-arcillosa.
3) 15 mm como mínimo si el horizonte árgico tiene una textura más gruesa que las anteriores.
c) Ocupan más del 10 % del volumen en los primeros 10 cm del horizonte árgico, estimada de sus medidas verticales y horizontales.
d) Tienen una distribución de tamaños de partícula semejante a la del horizonte eluvial suprayacente.

 

Permafrost.

Capa en la que la temperatura del suelo está permanentemente por debajo de 0 C, al menos en periodos de dos años consecutivos.

 

Roca continua y dura.

Es un material suficientemente coherente y duro para no poder romperse a mano cuando está húmedo ni poder ser cavado. Se considera continuo cuando solo presenta eventuales fracturas separadas más de 10 cm y sin desplazamiento entre sus bordes. No se considera como tal a horizontes endurecidos como petrocálcico, petroyésico, petrodúrico o petroplíntico.

 

 

Inicio    
Al Programa
A Lección 8

Actualizada 18/5/05