Edafología. Ciencias Ambientales

Lección 8 Tipología de suelos. Rasgos de diagnóstico del suelo.

El material del suelo, sus propiedades y la diferenciación de horizontes son los rasgos predominantes del suelo que sirven para definir las diferentes clases taxonómicas. Si bien, no siempre se manifiestan de una manera suficientemente explicita y tajante como para poder imprimir al suelo un carácter particular, que lo diferencie del resto. Por este motivo, algunos rasgos prominentes son considerados como base para el diagnóstico de las características del suelo y se conocen como "rasgos de diagnóstico del suelo".

Estos rasgos para ser considerados como de diagnóstico, requieren un importante grado de expresión que se determina por su aspecto y su capacidad de evaluarse tanto cualitativa como cuantitativamente. En el caso de los horizontes, un requisito importante es que posean un espesor suficiente para influir en el comportamiento del suelo, que podrá variar con las condiciones bioclimáticas en que se encuentra, que determinarán su relación con el resto.

La terminología utilizada en la descripción de los horizontes es la expuesta en la "Guia para la descripción de perfiles de suelos" (FAO, 1990). Los colores se establecen siguiendo las "Munsell soil color charts" (KIC, 1990). El resto de características físicas y químicas se determinarán de acuerdo con "Procedures for soil analysis" (Van Reeuwijk, 1995). En los casos en que la actividad de la arcilla es un criterio de diagnóstico, se ha de deducir de la capacidad de intercambio catiónico del suelo, la correspondiente a la materia orgánica; para ello pueden seguirse los métodos gráficos preconizados por Bennema y Camargo, 1979; Brinkman, 1979 o Klamt y Sombroek, 1988.

Dentro de los rasgos utilizados para el diagnóstico diferenciaremos tres grupos principales:

Horizontes de diagnóstico.

Propiedades de diagnóstico.

Materiales de diagnóstico.

 

Inicio    
Al Programa
A Lección 8

Actualizada 18/5/05