El suelo es un DURISOL.

El término Durisol deriva del vocablo latino "durus" que significa duro, haciendo alusión al endurecimiento provocado por la acumulación secundaria de sílice.

El material original lo constituyen depósitos aluviales o coluviales con cualquier textura.

Se asocian con un clima árido, semiárido y mediterráneo. El relieve es llano o suavemente ondulado, principalmente llanuras aluviales, terrazas y suaves pendientes de pie de monte.

El perfil es de tipo AC o ABC. Los suelos erosionados que dejan al descubierto el horizonte petrodúrico son frecuentes en pendientes suaves.

La mayoría de los Durisoles solo pueden ser usados para pastizales extensivos. En zonas donde el regadío es posible, pueden utilizarse para cultivos; en ese caso el horizonte petrodúrico, si esta cerca de la superficie, debe romperse.

Los TIPOS posibles y sus definiciones son los que siguen.

Durisol pétrico. Fuertemente cementado o endurecido dentro de los primero 100 cm. Se definen dos modalidades:

Endopétrico. La cementación o endurecimiento está por debajo de los 50 cm.

Epipétrico. El fenómeno sucede en los primero 50 cm.

Durisol léptico. Presenta roca continua y dura entre 25 y 100 cm desde la superficie del suelo. Se distinguen dos modalidades:

Endoléptico. Cuando la roca está entre 50 y 100 cm.

Epiléptico. Cuando la roca se sitúa entre 25 y 50 cm.

Durisol vértico. El suelo presenta un horizonte vértico.

Durisol yésico. Con un horizonte yésico en el primer metro. Se distinguen dos modalidades:

Hiperyésico. El horizonte tiene un 60 % o más de yeso.

Hipoyésico. El horizonte solo tiene hasta un 25 % de yeso.

Durisol cálcico. Con un horizonte cálcico o concentraciones de carbonatos secundarios entre 50 cm y un metro de profundidad. Existen tres modalidades:

Hipercálcico. El horizonte cálcico tiene al menos un 50 % de equivalente en carbonato cálcico.

Hipocálcico. Solo tiene concentraciones de carbonatos secundarios en el primer metro de suelo.

Orticálcico. Tiene un horizonte cálcico en el primer metro.

Durisol lúvico. El suelo presenta un horizonte árgico en, cuya totalidad, la CIC es como mínimo de 24 cmol(c)/kg de arcilla y su saturación en bases del 50 % o superior hasta una profundidad de 100 cm.

Durisol arénico. Con una textura arenosa-franca fina o más gruesa en la totalidad de los primeros 50 cm.

Durisol takírico. Existe un horizonte takírico.

Durisol yérmico. Existe un horizonte yérmico incluyendo un pavimento desértico. Se acepta una modalidad:

Nudiyérmico. Cuando no existe el pavimento desértico.

Durisol arídico. Presenta propiedades arídicas pero sin tener un horizonte takírico.

Durisol crómico. La mayor parte del horizonte B tiene un matiz de 7.5 YR y una pureza en húmedo mayor de 4, o un matiz más rojo que 7.5 YR.

Durisol hiperócrico. Con un horizonte ócrico de color claro en seco, usualmente gris, y que se vuelve más oscuro al humedecerlo; su contenido en materia orgánica es bajo, comúnmente el C orgánico < 0.4 %, su contenido en hierro relativamente bajo, la textura gruesa, signos de estructura laminar y una costra superficial fina.

Durisol háplico. Otros Durisoles.