El suelo es un HISTOSOL.

El término histosol deriva del vocablo griego "histos" que significa tejido, haciendo alusión a la presencia de tejidos vegetales reconocibles en estos suelos.

El material original de estos suelos consta de material vegetal poco descompuesto mezclado con cantidades variables de material terroso.

Aparecen fundamentalmente bajo un clima boreal en regiones árticas o subárticas. Además pueden encontrarse en cuencas pobremente drenadas y en depresiones de zonas pantanosas con un manto freático elevado, así como en valles de montaña con una elevada relación entre precipitación y evapotranspiración.

El desarrollo del perfil deriva de la transformación de los restos vegetales con una tenue formación de sustancias húmicas, que crea una capa superficial con gran actividad fúngica. El material orgánico soluble no suele acumularse en las capas profundas sino lavado.

El uso sostenible de estos suelos se limita al forestal o de pastos. Manejados cuidadosamente puede usarse para cultivos intensivos y hortícolas con un rendimiento muy bueno, aunque se acelera las perdidas por mineralización del material orgánico. Las profundas formaciones en zonas boreales es recomendable dejarlas virgenes.

En algunas zonas se extrae la turba para utilizarla como sustrato para cultivos hortícolas o de flores, o como combustible para la obtención de energía eléctrica.

Los TIPOS posibles y sus definiciones son los que siguen.

Histosol críico. Con un horizonte críico en el primer metro.

Histosol glácico. Dentro del primer metro, existe un horizonte con un espesor mínimo de 30 cm y un contenido del 95 % en volumen, o más, de hielo.

Histosol gélico. Con permafrost en los primeros 2 metros.

Histosol sálico. Presenta un horizonte sálico en el primer metro de suelo. Se definen cuatro modalidades:

Endosálico. Cuando el horizonte se sitúa por debajo de 50 cm.

Episálico. El horizonte está entre 25 y 50 cm.

Hiposálico. La conductividad eléctrica, del extracto de saturación, es superior a 4 dS/m a 25 C, en algún subhorizonte situado en el primer metro de suelo.

Hipersálico. Su conductividad eléctrica, en el extracto de saturación, es superior a 30 dS/m a 25 C, en algún subhorizonte dentro del primer metro.

Histosol tiónico. Existe un horizonte sulfúrico o material sulfídico en el primer metro de suelo. Se distinguen dos modalidades:

Ortitiónico. Con un horizonte sulfúrico en el primer metro de suelo.

Prototiónico. Con material sulfídico dentro del primer metro de suelo.

Histosol fólico. Presenta un horizonte fólico.

Histosol fíbrico. Tiene más de dos tercios, en volumen, constituidos por tejidos vegetales reconocibles dentro del material orgánico del suelo.

Histosol sáprico. Posee menos de un sexto, en volumen, formado por tejidos vegetales reconocibles tras frotar el material orgánico del suelo.

Histosol ómbrico. Su régimen hídrico está condicionado por una capa freática alta.

Histosol reico. Su régimen hídrico está condicionado por una capa de agua superficial.

Histosol alcalino. Cuando existe un pH8.5 en los primeros 50 cm del suelo.

Histosol tóxico. Presenta dentro de los primeros 50 cm, concentraciones de iones tóxicos para el crecimiento de las plantas, diferentes del aluminio, hierro, sodio, calcio o magnesio.

Histosol dístrico. Una saturación en bases menor del 50 % en alguna parte situada entre 20 y 100 cm. Se distinguen tres modalidades:

Epidístrico. La saturación citada se encuentra entre 20 y 50 cm.

Hiperdístrico. La saturación citada se presenta en la totalidad del suelo comprendido entre 20 y 100 cm y en alguna parte, dentro del primer metro, es inferior al 20 %.

Ortidístrico. La totalidad del suelo comprendido entre 20 y 100 cm presenta una saturación inferior al 50 %.

Histosol éutrico. Otros Histosoles. Se aceptan tres modalidades:

Endoéutrico. La alta saturación se produce en la totalidad del suelo comprendido entre 50 cm y un metro.

Hiperéutrico. La saturación entre 20 cm y un metro es del 80 % o superior.

Ortiéutrico. La saturación es del 50 % o mayor entre 20 cm y un metro.