El suelo es un PLANOSOL.

El término Planosol deriva del vocablo latino "planus" que significa llano, haciendo alusión a su presencia en zonas llanas, estacionalmente inundadas. Se caracterizan por un horizonte eluvial degradado que sobreyace abruptamente sobre un denso subsuelo.

El material original lo constituyen depósitos aluviales o coluviales arcillosos.

Se asocian a terrenos llanos, estacional o periódicamente inundados, de regiones subtropicales, templadas, semiáridas y subhúmedas con vegetación de bosque claro o pradera.

El perfil es de tipo AEBC. La destrucción, o la translocación, de arcilla produce un horizonte blanqueado y de textura gruesa que sobreyace abruptamente a uno más fino. El impedimento a la circulación del agua genera propiedades estágnicas en el horizonte blanqueado.

Los Planosoles son suelos pobres. En las regiones de veranos cálidos se usan para cultivo de arroz inundados. En las zonas secas se utilizan para plantas forrajeras o pastizales extensivos. Muchos no son usados con fines agrícolas.

Los TIPOS posibles y sus definiciones son los que siguen.

Planosol hístico. Con un horizonte hístico en los primeros 40 cm del suelo. Se establecen tres modalidades:

Fibrihístico. Más de los dos tercios, del volumen del material orgánico del suelo, están constituidos por tejidos vegetales reconocibles.

Saprihístico. Menos de un sexto, del volumen del material orgánico del suelo, está constituido por tejidos vegetales reconocibles después de frotar.

Planosol vértico. El suelo presenta un horizonte vértico.

Planosol tiónico. Existe un horizonte sulfúrico o material sulfídico en el primer metro de suelo. Se distinguen dos modalidades:

Ortitiónico. Con un horizonte sulfúrico en el primer metro de suelo.

Prototiónico. Con material sulfídico dentro del primer metro de suelo.

Planosol endosálico. Presenta un horizonte sálico en el primer metro de suelo y por debajo de los 50 cm.

Planosol plíntico. Con un horizonte plíntico en el primer metro. Se contemplan tres modalidades:

Epiplíntico. El horizonte se sitúa en los primeros 50 cm.

Hiperplíntico. El horizonte presenta una lámina continua endurecida, de forma irreversible, por hierro ("ironstone").

Ortiplíntico. El horizonte plíntico presenta una capa endurecida por hierro, de forma irreversible, y de tamaño grava.

Planosol gleico. Presenta propiedades gleicas en el primer metro de suelo. Se distinguen dos modalidades.

Endogleico. Las propiedades aparecen entre 50 y 100 cm.

Epigleico. Las propiedades aparecen en los primeros 50 cm del suelo.

Planosol sódico. Cuando tiene una saturación en sodio del 15 % o superior, o la suma de sodio más magnesio es como mínimo del 50 %, todo ello en los primeros 50 cm. Se definen dos modalidades:

Endosódico. Las condiciones las cumple entre 50 y 100 cm.

Hiposódico. La saturación en sodio es del 6 % o superior en algún subhorizonte de más de 20 cm situado en el primer metro de suelo.

Planosol móllico. El suelo presenta un horizonte móllico.

Planosol yésico. Con un horizonte yésico en el primer metro. Se distinguen dos modalidades:

Hiperyésico. El horizonte tiene un 60 % o más de yeso.

Hipoyésico. El horizonte solo tiene hasta un 25 % de yeso.

Planosol cálcico. Con un horizonte cálcico o concentraciones de carbonatos secundarios entre 50 cm y un metro de profundidad. Existen tres modalidades:

Hipercálcico. El horizonte cálcico tiene al menos un 50 % de equivalente en carbonato cálcico.

Hipocálcico. Solo tiene concentraciones de carbonatos secundarios en el primer metro de suelo.

Orticálcico. Tiene un horizonte cálcico en el primer metro.

Planosol álico. Si posee un horizonte árgico con una CIC24 cmolc/kg de arcilla en todo su espesor, una relación limo/arcilla<0.6 % y una saturación por Al del 50 % o superior.

Planosol lúvico. El suelo presenta un horizonte árgico en, cuya totalidad, la CIC es como mínimo de 24 cmol(c)/kg de arcilla y su saturación en bases del 50 % o superior hasta una profundidad de 100 cm.

Planosol úmbrico. El suelo presenta un horizonte úmbrico.

Planosol arénico. Con una textura arenosa-franca fina o más gruesa en la totalidad de los primeros 50 cm.

Planosol gélico. Con permafrost en los primeros 2 metros.

Planosol álbico. Indica la presencia de un horizonte álbico en el primer metro del suelo. En él se distingue una modalidad especial:

Hiperálbico. Cuando el horizonte se inicia en los primeros 50 cm y su base está por debajo del metro.

Planosol gérico. Tiene propiedades géricas en algún horizonte situado en el primer metro.

Planosol petroférrico. Este tipo no se describe por lo que debe tratarse de la presencia de un horizonte férrico endurecido en el primer metro.

Planosol alcalino. Cuando existe un pH8.5 en los primeros 50 cm del suelo.

Planosol alumínico. El suelo presenta una saturación en Al del 50 % o más, en alguna parte del horizonte B comprendida entre 50 cm y un metro de profundidad.

Planosol férrico. Con un horizonte férrico en el primer metro. Existe una modalidad:

Hiperférrico. Una o más capas, con un espesor total de al menos 25 cm, que contienen el 40 % o más de nódulos de hierro/manganeso; todo ello en el primer metro de suelo.

Planosol calcáreo. Es calcáreo entre 20 y 50 cm desde la superficie.

Planosol ródico. El horizonte B tiene un matiz más rojo que 5 YR en su totalidad, excluyendo horizontes de transición que pudieran existir, y cuya intensidad en húmedo es menos de 3.5 y no más de una unidad superior en seco.

Planosol crómico. La mayor parte del horizonte B tiene un matiz de 7.5 YR y una pureza en húmedo mayor de 4, o un matiz más rojo que 7.5 YR.

Planosol dístrico. Una saturación en bases menor del 50 % en alguna parte situada entre 20 y 100 cm. Se distinguen tres modalidades:

Epidístrico. La saturación citada se encuentra entre 20 y 50 cm.

Hiperdístrico. La saturación citada se presenta en la totalidad del suelo comprendido entre 20 y 100 cm y en alguna parte, dentro del primer metro, es inferior al 20 %.

Ortidístrico. La totalidad del suelo comprendido entre 20 y 100 cm presenta una saturación inferior al 50 %.

Planosol éutrico. Otros Planosoles. Se aceptan tres modalidades:

Endoéutrico. La saturación es del 50 % o mayor en la totalidad del suelo comprendido entre 50 cm y un metro.

Hiperéutrico. La saturación entre 20 cm y un metro es del 80 % o superior.

Ortiéutrico. La saturación es del 50 % o mayor entre 20 cm y un metro.