El suelo es un PLINTOSOL.

El término plintosol deriva del vocablo griego "plinthos" que significa ladrillo, haciendo alusión a la forma que muestra la plintita.

La plintita es más frecuente en productos de alteración de rocas básicas que de ácidas. En algunos casos resulta crucial la presencia de suficiente hierro que origine el modelo morfológico típico de la plintita, procedente del propio material original o elevado por el agua desde el mismo.

El horizonte plíntico está asociado a zonas llanas, o suavemente onduladas, con un manto freático fluctuante. El horizonte petroplíntico se forma cuando el horizonte plíntico alcanza la superficie por erosión y queda sobre la base de la zona de drenaje. Los suelos esqueléticos aparecen cuando el horizonte plíntico está formado por concreciones endurecidas, y son más frecuentes sobre depósitos aluviales o coluviales. La plintita blanda, horizonte plíntico, se asocia a áreas de bosque húmedo tropical; los horizontes petroplínticos son más frecuentes en las zonas de sabana.

El perfil dominante es de tipo AEBC pudiendo no existir el E. El horizonte plíntico aparece en la base de fluctuación del manto freático. La formación del horizonte petroplíntico tiene lugar por repetidos ciclos de humedecimiento y secado, después de una elevación del terreno de origen geológico o, más frecuentemente, por un cambio climático hacia una mayor aridez, que puede estar originado por la desaparición del bosque original.

Su uso queda restringido a un pobre pastizal. El cultivo está impedido por las pobres condiciones de estos suelos para el enraizamiento, asociadas al frecuente encharcamiento, a la excesiva pedregosidad y a la baja fertilidad química.

Los TIPOS posibles y sus definiciones son los que siguen.

Plintosol pétrico. Fuertemente cementado o endurecido dentro de los primero 100 cm. Se definen dos modalidades:

Endopétrico. La cementación o endurecimiento está por debajo de los 50 cm.

Epipétrico. El fenómeno sucede en los primero 50 cm.

Plintosol álico. Si posee un horizonte árgico con una CIC24 cmolc/kg de arcilla en todo su espesor, una relación limo/arcilla<0.6 % y una saturación por Al del 50 % o superior.

Plintosol ácrico. Cuando tiene un horizonte ferrálico que cumple las condiciones de incremento de arcilla de un árgico, en algún subhorizonte, y la saturación en bases es menor del 50 % en alguna parte del horizonte B y dentro del primer metro.

Plintosol úmbrico. El suelo presenta un horizonte úmbrico.

Plintosol álbico. Indica la presencia de un horizonte álbico en el primer metro del suelo. En él se distingue una modalidad especial:

Hiperálbico. Cuando el horizonte se inicia en los primeros 50 cm y su base está por debajo del metro.

Plintosol estágnico. Con propiedades estágnicas en los primeros 50 cm del suelo.

Plintosol endoéutrico. Cuando la saturación en bases es del 50 % o superior en la totalidad del suelo comprendido entre 50 cm y un metro.

Plintosol gérico. Tiene propiedades géricas en algún horizonte situado en el primer metro.

Plintosol húmico. Más de un 1 % de C orgánico a lo largo de los primeros 50 cm.

Plintosol endodúrico. Con un horizonte dúrico en el primer metro y por debajo de los 50 cm.

Plintosol vético. Cuando la suma de las bases de cambio más el hidrógeno cambiable es inferior a 6 cmol(c)/kg de arcilla, en algún subhorizonte del B que esté situado a menos de un metro de profundidad.

Plintosol alumínico. El suelo presenta una saturación en Al del 50 % o más, en alguna parte del horizonte B comprendida entre 50 cm y un metro de profundidad.

Plintosol abrúptico. Expresa la presencia de un cambio textural abrupto.

Plintosol páchico. Tiene un horizonte móllico o un horizonte úmbrico, con más de 50 cm de espesor.

Plintosol glósico. Muestra lenguas de un horizonte móllico o horizonte úmbrico dentro de un horizonte B o una saprolita que le subyazca. Aparecen dos modalidades:

Molliglósico. Cuando el horizonte es móllico.

Umbriglósico. Cuando el horizonte es úmbrico.

Plintosol férrico. Con un horizonte férrico en el primer metro. Existe una modalidad:

Hiperférrico. Una o más capas, con un espesor total de al menos 25 cm, que contienen el 40 % o más de nódulos de hierro/manganeso; todo ello en el primer metro de suelo.

Plintosol háplico. Otros plintosoles.