Unable to write to outputfile Cartografía de la Distribución de la Biodiversidad
PARTENARIADO > RESULTADOS > Cartografía de la Distribución de la Biodiversidad
 

Cartografía de la Distribución de la Biodiversidad

Cartografía de la Distribución de la Biodiversidad


¿Para qué hacer un Atlas de Biodiversidad?

Existe un amplio consenso en que la biodiversidad es importante y en que su protección debe ser una prioridad urgente de planeamiento. La Estrategia Europea de Desarrollo Sostenible persigue “proteger y restaurar los hábitats y sistemas naturales y detener la pérdida de biodiversidad para 2010”. Pero para que ello se traduzca en políticas es necesario disponer de buenas medidas de biodiversidad. Se trata de una cuestión compleja, pero para la que se dispone ya de información y tecnologías útiles. La Estrategia de la Comunidad Europea en Materia de Biodiversidad establece que “la planificación espacial puede contribuir a la conservación y gestión sostenible de los ecosistemas (…) y el uso sostenible de la diversidad biológica en todo el territorio”.  Existe por tanto una base geográfica en el planeamiento, en la que los atlas de biodiversidad juegan un papel relevante. Su disponibilidad provee al gestor de capacidades: (1) priorizar áreas de actuación para la conservación de especies y hábitats amenazados; (2) establecer directrices de gestión y mejora de la calidad ambiental; (3) es herramienta para la valoración de todo tipo de impactos ambientales; (4)  útil para sectorizar espacialmente las actividades económicas y recreativas más directamente relacionadas con especies y hábitats naturales y seminaturales; (5) permite canalizar con imparcialidad y eficacia las compensaciones y ayudas que promueven el desarrollo sostenible en hábitats de especies y espacios naturales protegidos; (6) facilitan la integración del objetivo de uso sostenible del patrimonio natural en las políticas sectoriales, haciéndolo asequible a los agentes públicos y privados implicados en las tareas de planificación, ordenación y explotación de los recursos y servicios ecosistémicos.Atlas

Los atlas de distribución de especies biológicas utilizan generalmente rejillas cartográficas para establecer una escala en los censos, que recogen las citas en un número de lugares predeterminado. En la figura, cuadrículas UTM de 10x10 Km en el área ECCOMAP (inferior), y representación de distintas variables ambientales en su interior (superior). Los atlas asignan la presencia o la abundancia de las especies de interés en cada una de estas cuadrículas, que deben ser visitadas por expertos para ello.

 

 

¿Qué hacer en ausencia de un atlas? La cartografía predictiva

Las numerosas ventajas de la gestión de la biodiversidad hacen socialmente rentable el coste (en tiempo y dinero) de la confección de atlas de distribución de especies. Pero aún en ausencia de un atlas exhaustivo, si existen datos parciales de calidad, es posible obtener buenas aproximaciones cartográficas a la distribución de la biodiversidad. Se trata de mapas de distribución potencial, que son modelos cartográficos generados mediante Sistemas de Información Geográfica. Éstos se basan en los datos de distribución de especies  y del medio biofísico, analizados mediante métodos estadísticos o de otro tipo, que se fundamentan en la correlación de los hábitats más adecuados con la presencia o abundancia de las especies. El proyecto ECCOMAP es un ejemplo de la utilidad práctica de estos métodos utilizados para predecir la distribución espacial de la riqueza de especies de Mariposas, un grupo con sólo datos parciales. Otros grupos biológicos fueron descartados del proyecto ECCOMAP, por  ausencia de datos con calidad/cantidad suficiente.

Modelo de distribución espacial de la riqueza de especies de Mariposas (Lepidópteros Ropaloceros) en el sur-oeste ibérico

 

Modelo de distribución espacial de la riqueza de especies de Mariposas (Lepidópteros Ropaloceros) en el sur-oeste ibérico. Permite estimar su número – se incrementa con la saturación del color rojo - con elevada confianza dentro del área transfronteriza ECCOMAP, a partir de datos incompletos.

 

 

Los mapas ambientales, buenos predictores de biodiversidad

Los modelos cartográficos pueden predecir la distribución de la biodiversidad, a veces incluso superando en ello a los atlas confeccionados mediante trabajos de campo. Para ello, además de datos de distribución de las especies, se necesita una cartografía detallada de los factores ambientales. Existen evidencias firmes de que las condiciones ambientales determinan la distribución de la riqueza de especies, a través de las relaciones ecológicas, por lo que la selección de los predictores es un elemento crítico en las modelizaciones. En ECCOMAP se han implementado metodologías que permiten (1) identificar y caracterizar las principales fuentes de variación ecológica, (2) regionalizar el territorio en áreas homogéneas y contiguas, y (3) predecir la riqueza de especies biológicas. La escala de los datos ambientales fue ajustada a la de los datos biológicos – cuadrícula UTM de 10 x 10 Km.

Clasificación del territorio ECCOMAP en tipos ambientales homogéneos (15 clases)

 

Clasificación del territorio ECCOMAP en tipos ambientales homogéneos (15 clases). Está basada en variables topo-climáticas con demostrada influencia en la distribución de especies biológicas, a escala UTM 10 Km. Permite contrastar la distribución ambiental no sesgada de datos bióticos incompletos.

 

¿Los Atlas cubren por igual grupos biológicos diferentes?

El conocimiento de la biodiversidad (las especies y su distribución) disponible no es homogéneo, ya que está sesgado hacia las especies de mayor tamaño, pertenecientes todas ellas al grupo de los Vertebrados (Peces, Anfibios, Reptiles, Aves y Mamíferos). Probablemente el mejor conocido es el de las Aves, grupo que histórica y actualmente ha atraído mayor atención social y científica y por tanto financiación para su estudio. Las Aves son a los Vertebrados como las Mariposas a los Invertebrados, grupos diana de los estudios de biodiversidad. Son frecuentemente utilizados como grupos indicadores de biodiversidad – asumiendo su correlación con la de muchas otras especies. Priorizar usos sostenibles en los lugares de mayor riqueza de grupos indicadores actúa a favor de la conservación de toda la biodiversidad: los grupos mejor conocidos, a modo de paraguas, permiten extender los beneficios a grupos poco o nada conocidos.

Su utilidad está en facilitar, a través de la riqueza de especies, indicadores de biodiversidad, y de sus cambios en el espacio (distribución) y el tiempo (cambio global). A escalas transfronterizas como ECCOMAP, son necesarios atlas de más grupos biológicos, con cobertura adecuada y métodos homogéneos.

Atlas de distribución de las Aves reproductoras del área transfronteriza ECCOMAP  

Atlas de distribución de las Aves reproductoras del área transfronteriza ECCOMAP (mayor número a mayor saturación del color rojo). Confeccionado a partir de datos cedidos por los organismos nacionales competentes de España y Portugal (ver agradecimientos). La homogeneidad de criterios es la mayor demanda para la utilidad de este tipo de atlas transfronterizos.

 

Conclusiones y nuevos pasos para el futuro

Existe un consenso general en la importancia de la biodiversidad como fuente de bienes y servicios, a la vez que la mayoría de indicadores muestra que ésta está en declive. Para que tales consideraciones puedan ser efectivamente traspuestas a las políticas sectoriales que rigen el planeamiento y ordenación del territorio, es fundamental disponer de medidas adecuadas de la biodiversidad. Es un hecho que la medida de la esta no es una tarea sencilla, por su naturaleza compleja y sus múltiples facetas. Pero como tantos otros aspectos sociales, económicos o ambientales, la biodiversidad puede medirse y, aunque los indicadores no sean perfectos, son suficientes para revelar elementos clave de su naturaleza y posibilidades de gestión para su explotación y conservación. Están disponibles ya herramientas de información y análisis, y tecnologías de todo tipo, para que los indicadores de biodiversidad sean incorporados por los agentes públicos y privados, a distintas escalas y ámbitos competenciales, en el ejercicio habitual de sus funciones. Ello facilitará la consideración explícita de la biodiversidad como parte de la realidad territorial, para velar por la conservación y utilización racional del patrimonio natural. Esta utilización inmediata de indicadores de biodiversidad en aplicaciones tecnológicas es compatible con la mejora continua de la herramienta. El proyecto ECCOMAP es útil no sólo por suponer un primer paso importante, sino también por apuntar en la dirección adecuada en una serie de líneas: (1) Ampliar el número de grupos biológicos diferentes de los que disponer de datos de calidad proveerá mejores indicadores. (2) Implementar modelizaciones cartográficas rendirá información fiable a bajo coste, reduciendo los inventarios a una muestra representativa. (3) Las modelizaciones posibilitarán estimas de riqueza de especies a una escala de detalle, mayor que la actual (10 Km), y mucho más útil. (4) Un seguimiento (monitorización) de lugares seleccionados permitirá detectar cambios biológicos y ambientales, mitigando los efectos del cambio global a una escala regional.


DESCARGAR  

Subir

 
 
 
Home