Unable to write to outputfile Regionalización Socio-Económica
PARTENARIADO > RESULTADOS > Regionalización Socio-Económica
 

Regionalización Socio-Económica

Regionalización Socio-Económica


¿Qué es una regionalización?

Múltiples actores concurrentes en el escenario socioeconómico hacen que el planeamiento y la ordenación territorial constituyan labores complejas. Es por ello que las políticas territoriales y sectoriales deben basarse en la mejor evidencia posible, aprovechando las aplicaciones tecnológicas más avanzadas, y aplicándolas de forma rutinaria. Las regionalizaciones son herramientas geográficas útiles para el conocimiento del estado y tendencias territoriales, en múltiples aspectos (ambiental, social y económico) y escalas espaciales (regional y local). Utiliza los datos disponibles generando conocimiento derivado nuevo, que posee un valor añadido y numerosas aplicaciones prácticas. Son realizadas para propósitos determinados, y por tanto pueden ser diseñadas para servir bien a un fin general o bien a los requerimientos específicos sectoriales. Su uso está sistematizado, de forma que constituye una tecnología que se encuentra disponible para su aplicación inmediata – por ejemplo en el contexto de la gestión hidrológica, dentro de la Directiva Marco de Aguas. Las regionalizaciones territoriales son útiles para (1) servir como un marco de análisis y asesoramiento que captura la distribución y patrones intrínsecos de la realidad socioeconómica y (2) revelar importantes patrones en los datos socioeconómicos relacionados con la distribución espacial de sus principales componentes. Su producto, las regiones: (1) constituyen un marco holístico que integra las características significativas y fundamentales de los territorios; (2) son marcos espaciales multi-propósito, muy flexibles, que permiten un amplio rango de utilidades que van desde el inventario a la evaluación, seguimiento y gestión; (3) ofrecen un marco para el análisis comparativo entre territorios que aporta un mejor conocimiento; (4) brindan un marco para la predicción y extrapolación, y permiten acoger condiciones dinámicas; (5) son escalables, por tanto aplicables desde lo regional a lo local; (6) son un modelo robusto para el análisis de relaciones complejas en el paisaje.

Distribución espacial de los seis primeros componentes principales de una exten-sa descripción socioeconómica de Extremadura-Alentejo 

La regionalización se basa en el uso de información geográfica, el análisis espacial y el análisis estadístico multi-variante. Los resultados resumen la realidad territorial en sus principales componentes. En la figura, distribución espacial de los seis primeros componentes principales de una exten-sa descripción socioeconómica de Extremadura-Alentejo.

 

 

 

Las regionalizaciones se basan en el uso de información geográfica representativa de las cualidades de interés del territorio en estudio (abajo). Los datos son sintetizados mediante técnicas numéricas multivariantes (arriba, izquierda) para determinar las principales fuentes de variación territorial. Estos componentes principales son posteriormente clasificados (centro) mediante técnicas de agrupamiento, para rendir tipos de lugares según sus atributos. El proceso culmina con la delineación de fronteras entre regiones, que son áreas espacialmente contiguas y atributivamente homogéneas.

¿Por qué delimitar regiones socioeconómicas? 

La naturaleza de las regionalizaciones y sus aplicaciones prácticas, antes descritas, son suficientes para  ponerlas en práctica común. En el contexto del proyecto ECCOMAP, se aplicó a la identificación y delimitación del marco social y económico de las áreas más importantes para la conservación de la biodiversidad en el entorno transfronterizo Extremadura-Alentejo. Esta regionalización geográfica es útil para el asesoramiento en las políticas y actividades relacionadas con el territorio, la conservación y el desarrollo. La segregación espacial reduce las posibilidades de conflicto, y es útil para mejorar la eficiencia en la distribución de las inversiones para la conservación de la biodiversidad (información actualizada para el planeamiento), compensar los costes de producción o daños a los propietarios (costes de oportunidad), costes de implementación (seguimiento y policía), costes de restauración, (polución, contaminación, depuración, riesgos naturales, etc.) y otros, sobre la base de una regionalización del territorio. Su capacidad para estratificar (sectorizar) las características sociales y económicas es de gran utilidad para detectar y comprender la respuesta ambiental a las actividades humanas, particularmente la biodiversidad.

Regionalización de Extremadura-Alentejo  

La regionalización de Extremadura-Alentejo realizada en el proyecto ECCOMAP se basó en una muestra extensa de lugares (aprox. 4.000) que fueron caracterizados en base a numerosas variables socioeconómicas. Tras ser clasificada, dicha muestra sirvió para delimitar las regiones mediante interpolación.

 

¿Cómo se realiza una regionalización? 

Las regionalizaciones son clasificaciones espaciales especializadas que permiten simplificar y clasificar toda una complejidad territorial, que posee múltiples componentes e interrelaciones, a los más relevantes patrones socioeconómicos. Para ello se utiliza una gran cantidad de información territorial que es simplificada con métodos de ordenación multivariante (componentes principales, escalado multidimensional o similares). Los componentes principales obtenidos pueden ser cartografiados con fines descriptivos e interpretativos. Los más relevantes sirven para una clasificación multivariante (k-medias) que rinde un número de grupos predefinido. Tras fijar dicho número (ver criterios más adelante) se procede a la delimitación de bordes, que establecen una frontera espacial entre regiones que puede ser más o menos marcada. Todos los métodos implicados son empíricos y objetivos, por tanto repetibles, a la vez que ajustables a las necesidades.

Análisis de sensibilidad de la distribución de medidas de evaluación de la capacidad discriminadora de análisis cluster de k-medias sobre los ejes de un escalado multidimensional

 

Análisis de sensibilidad de la distribución de medidas de evaluación de la capacidad discriminadora de análisis cluster de k-medias sobre los ejes de un escalado multidimensional. Las medidas son distancia intra-grupo (rojo), ganancia absoluta (verde) y ganancia normalizada (negro).

 

¿Cómo se establece el número de regiones? 

Una cuestión de elección es el establecimiento del número de regiones a considerar. Se pueden utilizar todo tipo de criterios con este fin, que van desde instrumentales a estrictamente numéricos. Éstos son más objetivos, y se basan en establecer un equilibrio entre minimizar las diferencias dentro de las regiones y maximizarla entre regiones. En ECCOMAP se utilizaron distintas medidas, incluyendo la ganancia absoluta (fracción entre distancias intra e inter grupos) y normalizada (por el incremento en el número de grupos), así como un índice de bondad de ajuste. La medida más útil fue la ganancia normalizada, que responde directamente a los fines de la clasificación – identificar lugares a la vez muy similares entre si y diferentes del resto. El resultado óptimo fue 10 regiones socioeconómicas. Este número puede modificarse a discreción, conforme a objetivos específicos de análisis.

Posición de los lugares representativos (centroides) de las regiones ECCOMAP

 

 

Las regiones vienen de una clasificación territorial basada en los atributos de interés. Esta clasificación tiene una base objetiva, y es por ello repetible y reproducible. En la figura, posición claramente diferenciada de los lugares representativos (centroides) de las regiones ECCOMAP (análisis discriminante).

 

Resultados Extremadura-Alentejo 

Las diez socioecorregiones delimitadas en el proyecto ECCOMAP mostraron una distribución espacial coherente, constituyendo áreas continuas y homogéneas con fronteras definidas. Importantes elementos de diferenciación fueron las áreas agrícolas – separando el regadío del secano – frente a entornos seminaturales. La estructura (que no el contenido) del paisaje constituyó un elemento diferenciador, particularmente la riqueza de parches de los usos menos intensivos (más naturales). En los usos más intensivos se diferenciaron los cultivos de regadío de las áreas con mayor poblamiento e industrialización. Los sistemas agroforestales (dehesas) marcaron una posición diferenciada, separada de entornos bien forestales o bien agrícolas heterogéneos. La mayor o menor heterogeneidad de los usos del suelo, y por tanto la estructura espacial del paisaje, demostró un papel muy relevante en la sectorización socioeconómica, no menor que los propios usos del suelo. Ello demuestra la importancia del planeamiento espacial en el ejercicio de las políticas sectoriales, sociales y económicas, con efectos directos o indirectos sobre la gestión y explotación de los bienes y servicios ecosistémicos – incluyendo entre otros los sectores agroganadero, forestal, caza y pesca, urbanismo e infraestructuras, industria, turismo y medio ambiente.

Regionalización socioeconómica de la metaregión transfronteriza Extremadura-Alentejo

 

Resultado de la regionalización socioeconómica de la metaregión transfronteriza Extremadura-Alentejo. Las diez regio-nes son el resultado de una clasificación basada en 4000 lugares para los que se midieron 42 descriptores seleccionados por su variabilidad espacial, ordenados en 12 componentes principales.

 


DESCARGAR 

Subir

 
 
 
Home