Práctica 2. Respuesta.

Perfil nº 1 del ejercicio.

Puede recordar sus datos si lo desea.

Horizonte 1: Ap

Su posición, color, contenido en materia orgánica, estructura, etc. son suficientes para considerar al horizonte como A. El hecho de que el suelo está cultivado es suficiente para asignar el sufijo "p".

Horizonte 2: Ah

Sus características son muy semejantes al anterior salvo el color un poco más claro y una estructura algo diferente pero también adecuada a un horizonte A. El sufijo "h" se aplica por su color y porque no es previsible que las labores alcancen a esa profundidad, prueba de lo cual es el cambio de color que no sería posible si los dos primeros horizontes estuviesen mezclados por las labores.

Horizonte 3: Bw.

Su estructura poliédrica, su mayor contenido en arcilla y el decrecimiento de la materia orgánica, son propios de un horizonte B en el que solo se aprecia una pérdida de carbonatos con respecto al material original y la estructura ya citada, pero sin síntomas de acumulación de sustancia alguna; por todo ello se le aplica el sufijo "w".

Horizonte 4: CBk.

La estructura poliédrica es propia de horizontes B pero su tendencia a masiva, el decrecimiento en arcilla y el bajo contenido en materia orgánica son propios de un horizonte C. Por ello lo consideramos como una transición entre ambos con mas características de C. La presencia de carbonatos secundarios y el incremento en su valor hacen aconsejable la aplicación del sufijo "k".

Horizonte 5: Ck1.

Su estructura es suficiente para caracterizar al horizonte como C. La presencia de recarbonataciones secundarias y el contenido en carbonatos es suficiente para utilizar el sufijo "k". La presencia del sufijo numérico "1" se justifica por la presencia del siguiente horizonte.

Horizonte 6: Ck2.

En este horizonte concurren las mismas circunstancias que en el anterior. Solo varía el sufijo numérico por razones obvias.

 

Perfil nº 2 del ejercicio.

Puede recordar sus datos si lo desea.

Horizonte 1: Ap.

Su posición, color, contenido en materia orgánica, estructura, etc. son suficientes para considerar al horizonte como A. El cultivo obliga a utilizar el sufijo "p".

Horizonte 2: E

El color es mucho más claro que el anterior y se aprecia un fuerte decrecimiento de arcilla y materia orgánica, así como una estructura particular, todo ello típico de un horizonte E.

Horizonte 3: Bt.

Su estructura poliédrica y su color más vivo son propios de un horizonte B. El incremento en arcilla y la presencia de "clay-skins" es suficiente para otorgarle el sufijo "t".

Horizonte 4: C1.

La estructura masiva es característica de un horizonte C, a lo que hay que sumar el bajo contenido en materia orgánica, la escasez de raíces y la elevada pedregosidad. El sufijo "1" se apoya en las características del horizonte siguiente.

Horizonte 5: C2.

Es similar al anterior del que solo lo separa el sufijo "2" por obvios motivos. Los dos constituyen una capa que ha enterrado a un suelo preexistente.

Horizonte 6: 2Btb1.

El incremento en arcilla y la presencia de "clay-skins" son típicos de un horizonte B con el sufijo "t" adicional. La presencia de un horizonte C sobre él es un signo claro de enterramiento por lo que se ha de aplicar el sufijo "b"; estos hechos indican que este horizonte pertenece a un ciclo de formación anterior, razón por la que se ha de aplicar el prefijo "2". Como quiera que en el horizonte siguiente concurren características semejantes se utiliza el sufijo "1".

Horizonte 7: 2Btb2.

Semejante en todo al anterior por lo que recibe la misma denominacion salvo el sufijo numérico que pasa a "2".

Horizonte 8: 2Btkb.

Concurren circunstancias similares al anterior por lo que se mantiene la denominación 2Btb. La presencia de carbonatos en un horizonte iluvial solo es posible cuando se produce una recarbonatación secundaria tras su formación, por ello se pone el sufijo "k" aunque el contenido en carbonatos no sea alto y no se describa la presencia de formas morfológicas asociadas.

Horizonte 9: 2CBkb.

En este horizonte aún persisten características de B, como la estructura, pero la bajada en el contenido en arcilla, la tendencia a masiva de la estructura y la fuerte bajada en el contenido en materia orgánica, son propios de un horizonte C. Esto nos mueve a considerarlo un horizonte de transición con predominio de las características de C. Se pone el sufijo "k" por la elevación en el contenido en carbonatos secundarios muy significativo enel comportamiento del horizonte. Se mantiene el sufijo "b" por tratarse de un horizonte de transición y perteneciente al "solum".

Horizonte 10: 2Ck.

Este horizonte es muy parecido al anterior aunque ha perdido sus reminiscencias de B, razón por lo que se le denomina claramente C. Se mantiene el sufijo "k" por la evidencia de carbonatación secundaria y se suprime el "b" al no pertenecer al "solum" y no considerarse el enterramiento.

Horizonte 11: 2C.

No hay evidencias de recarbonatación secundaria aunque el contenido en carbonatos sea alto, hecho asociado al material original de carácter margoso; por ello se suprime el sufijo "k".

 

Perfil nº 3 del ejercicio.

Puede recordar sus datos si lo desea.

Horizonte 1: Ah1.

Su posición, color, estructura y contenido en materia orgánica son absolutamente típicos de un horizonte A. Al no estar cultivado el sufijo "h" está más que justificado. El sufijo "1" es consecuencia de la presencia del horizonte que sigue.

Horizonte 2: Ah2.

Sus características son en todo similares al anterior por lo que se denomina de igual forma salvo el sufijo numérico.

Horizonte 3: Bk.

La estructura nos es muy decisiva para considerar al horizonte como B, pero su contenido en materia orgánica es propio de un horizonte del "solum". Por ello se denomina B y se asigna el sufijo "k" por la evidencia de carbonatación secundaria.

Horizonte 4: C1.

Este horizonte presenta una estructura y un contenido orgánico propios de un horizonte C. El contenido en carbonatos es propio del material original y no se presentan indicios de carbonatación secundaria, razón por la que no se utiliza el sufijo "k". El sufijo numérico es consecuencia de la presencia del siguiente.

Horizonte 5: C2.

Es en todo similar al anterior excepto es su color algo más claro, por ello solo lo diferencia de él el sufijo numérico.

Calificaciones.

Inicio    
Al Programa
A Lección 1

Actualizada 1/11/04