Práctica 3. Respuesta

Perfil nº 1 del ejercicio.

Puede recordar sus datos si lo desea.

Horizontes genéticos.

Ah. Por su posición, color y contenido orgánico. Los contenidos en yeso y en sales aunque considerables, son netamente inferiores a los del material original por lo que lejos de haber acumulación se evidencia un lavado de ambos.

Bw1. Su estructura y colos son típicos de B; no se aprecian acumulaciones de material e incluso hay lavado de sales y yeso, lo cual es un índice de alteración por lo que se le aplica el sufijo "w". El sufijo numérico lo justifica la presencia del horizonte siguiente.

Bw2. Sus características son similares al anterior por lo que se le aplica la misma denominación, salvo el sufijo numérico.

By. Es muy parecido a los anteriores por lo que se sigue aplicando la denominación de B. El contenido en yeso es semejante al del material original por lo que ha habido lavado del mismo aunque también ha debido producirse una acumulación procedente del lavado de los anteriores, por ello se aplica el sufijo "y" en lugar del "w", lo que no significa que no exista alteración.

Byz1. Parecido al anterior pero con una evidente acumulación de sales por lo que se añade el sufijo "z". Su identidad con el siguiente requiere de la utilización del sufijo numérico.

Byz2. Semejante al anterior por lo que requiere de la misma denominación a excepción del sufijo numérico.

Cz. Su estructura masiva lo identifica como C al que se debe aplicar el sufijo "z" por la elevada acumulación de sales.

C. Se trata del material original del suelo.

 

Horizontes de diagnóstico.

Horizonte Ócrico. Constituido por el horizonte Ah. Cumple con el color, la estructura, el contenido orgánico y el grado de saturación propios de un horizonte Móllico pero no posee el suficiente espesor. Por ello se considera Ócrico.

Horizonte Cámbico. Formado por los dos horizontes Bw. Reúne el contenido en arcilla, la textura, el valor de intercambio catiónico, el espesor y la ubicación de la base propios de él.

Horizonte Yésico. Formado por los horizontes By y los dos horizontes Byz. Los tres presentan acumulaciones de yeso, superan el valor del 15 % en el mismo y entre todos poseen un espesor de 41 cm, muy superior a los 15 cm exigidos.

No existe horizonte Sálico pues el horizonte Cz no tiene espesor suficiente y los restantes no tienen la conductividad eléctrica exigida.

 

Perfil nº 2 del ejercicio.

Puede recordar sus datos si lo desea.

Horizontes genéticos.

Ap1. Su posición, estructura y contenido orgánico son propios de un horizonte A y el hecho de que el suelo está cultivado requiere del sufijo "p". Su espesor es bajo lo que hace suponer que las labores pueden alcanzar al horizonte siguiente, de similares caracterísitcas, por ello se aplica el sufijo numérico "1".

Ap2. De características similares al anterior cuya posición hace necesario el uso del sufijo "2".

E. Se aprecia una disminución en el contenido en materia orgánica y en arcilla propios de un horizonte eluvial. Su color más claro que el precedente y siguiente, junto a lo anterior, son suficientes para caracterizarlo como E.

Bt. Su estructura, su color más rojo y más puro que los precedentes son típicos de B. El incremento en arcilla y el origen iluvial de la misma, como denotan los "clay-skins", es suficiente para plicarle el sufijo "t".

C. La estructura masiva es suficiente para considerarlo C.

 

Horizontes de diagnóstico.

Horizonte Úmbrico. Está constituido por los horizontes Ap1 y Ap2. Cumple las condiciones de color, espesor, estructura y contenido en materia orgánica para considerarlo Móllico o Úmbrico. El grado de saturación algo inferior al 50 % nos lleva, definitivamente, a Úmbrico.

Horizonte Álbico. Se trata de un horizonte eluvial y su color en húmedo y seco cumple plenamente los requisitos exigidos para un horizonte Álbico.

Horizonte Árgico. Cumple los requisitos de contenido en arcilla y origen iluvial de la misma para considerarlo Árgico, Además su espesor es también suficiente.

 

Perfil nº 3 del ejercicio.

Puede recordar sus datos si lo desea.

Horizontes genéticos.

Ah. Su posición, estructura y alto contenido en materia orgánica, sumado a que el suleo no está utilizado, son suficiente para caracterizarlo como Ah.

C. Su estructura masiva es decisiva a la hora de caracterizarlo como C.

R. Se trata de una roca continua y dura, material original del suelo.

 

Horizontes de diagnóstico.

Horizonte Úmbrico. Reúne los requisitos de color, estructura, espesor y contenido orgánico para considerarlo Móllico o Úmbrico. Su grado de saturación muy bajo hace que haya que decantarse por el Úmbrico.

 

 

Perfil nº 4 del ejercicio.

Puede recordar sus datos si lo desea.

 

Horizontes genéticos.

A. Su posición es característica de A. No se utiliza sufijo alguno porque su color es muy claro y su contenido en materia orgánica bajo para un suelo no cultivado. Estos hechos impiden el uso de los sufijos "h" o "p".

Bt1. La estructura y color son propias de B. El incremento en arcilla y el origen iluvial de la misma son suficientes para otorgarle el sufijo "t". El sufijo numérico viene obligado por la identidad con el siguiente.

Bt2. Sus característica son parecidas al anterior y ello le otorga la misma denominación, a excepción del sufijo numérico.

C. La estructura masiva es suficiente para denominarlo como C.

Horizontes de diagnóstico.

Horizonte Ócrico. Comprende solo el horizonte A. No reúne el color propio de los horizontes Móllico o Úmbrico por ello hay que considerarlo como Ócrico.

Horizonte Árgico. Corresponde con los horizontes Bt1 y Bt2. Reune el contenido en arcilla y resto de requisitos del horizonte Árgico.

 

Puede recordar la definición de los horizontes de diagnóstico.

 

Calificaciones.

Inicio    
Al Programa
A Lección 1

Actualizada 8/11/04