Respuesta al Ejercicio 11

 

Las propiedades físico químicas del suelo varían con la profundidad y, en algunas casos, de forma extraordinaria. Como su mayor importancia radica en el comportamiento del suelo frente al crecimiento vegetal, será necesario prestar la mayor atención a la zona de enraizamiento.

Vamos a empezar analizando el comportamiento de los suelos en relación a su Capacidad de intercambio catiónico. En esta característica influyen primordialmente dos componentes del suelo, materia orgánica y arcilla; en la primera habrá que destacar su grado de humificación y en la segunda su naturaleza.

El Antrosol Hidrágrico está formado sobre un suelo preexistente, pero teniendo en cuenta que se requiere la formación de una capa compactada a poca profundidad, es necesario que presente originalmente un horizonte arcilloso. No obstante, en la capa de enraizamiento la textura es más gruesa. Su contenido arcilloso podemos estimarlo alrededor del 20 % y como suele tratarse de luvisoles, la actividad de las arcillas es de media a alta que podemos estimar en torno a 60 cmol(c)/kg. Por el contrario el contenido orgánico no será alto y su grado de humificación, por el encharcamiento, no será de los mejores; podríamos estimar los calores en el 1.5 % y 300 cmol(c)/kg de CIC. La saturación debe ser alta por efecto del poco lavado del suelo, la podríamos estimar en un 80 %, que correspondería a un pH aproximado de 6.5. En estas condiciones, la CIA será muy baja.

El Regosol calcáreo se caracteriza por la presencia de un horizonte ócrico impregnado de carbonato cálcico. Son suelos siempre desarrollados sobre margas coan arcillas de elevada actividad. El contenido en arcilla es variable pero suele ser elevado y lo podríamos cifrar en el 30 % con una CIC cercana a 100 cmol(c)/kg. El contenido orgánico no suele ser muy alto aunque su humificación será completa; lo ciframos en un 1%. La saturación es completa y el pH siempre está alrededor de 8. Su capacidad de fijación de aniones es baja pero de fósforo en particular, muy elevada.

El Fluvisol úmbrico se caracteriza por la presencia del horizonte úmbrico en superficie, con la estratificación típica del Grupo. La textura será franca a franco-arenosa por lo que podemos estimar un contenido en arcilla del 15 % con una CIC moderada que podríamos cifrar en 30 cmol(c)/kg. Su contenido orgánico es moderadamente alto, 4 %, con una humificación perfecta. El grado de saturación es moderado, 40 %, lo que nos da un pH de alrededor de 5.5. Con estos valores la retención aniónica seía media a alta.

El Arenosol lamélico se caracteriza por la presencia de una textura arenosa con un contenido en arcilla no superior al 5 %, si bien hay zonas de textura fina en las lamelas. La CIC será moderada a media que mejora la iluviación de la misma y la cifraremos en 50 cmol(c)/kg. El contenido en materia orgánica es bajo y no será mayor del 1 % y con buena humificación. La CIC del suelo será algo mayor de la estimada con los valores anteriores por la presencia de las lamelas. Aunque las bases no son muy abundantes, la saturación es elevada por la baja CIC y su pH no es muy bajo. La fijación aniónica es muy baja por la carencia de coloides y de oxihidróxidos.

El Vertisol hipocálcico se caracteriza por una textura muy fina cuyo contenido arcilloso puede llegar a 35 % con una elevada CIC que puede alcanzar los 100 cmol(c)/kg. Su contenido orgánico no suele ser elevado, 2 %, pero su humificación muy alta. La saturación, por la movilización del carbonato cálcico, no será completa pero sí de un 90 % con un pH superior a 7. La fijación aniónica no será muy elevada pero muy elevada con respecto a los fosfatos.

El Cambisol calcáreo presenta un horizonte cámbico recarbonatado en parte. Suelen desarrollarse sobre margas muy calcáreas y con arcillas no esmectíticas. Su contenido arcilloso puede estar alrededor del 25 % con una CIC aproximada de 60 cmol(c)/kg. El contenido orgánico no suele ser elevado pero si relativamente alto, 3 %, y buena humificación. La presencia del carbonato cálcico asegura la saturación total y un pH alto. En cuanto a aniones es aplicable lo expuesto en el anterior.

El Calcisol lúvico presenta un horizonte cálcico y un árgico impregnado de carbonato cálcico. Su contenido arcilloso es relativamente alto, 25 %, y su CIC elevada, 80 cmol(c)/kg. El contenido orgánico es bajo, 2 %, con buena humificación. La saturación será total, por la recarbonatación secundaria, y el pH alto. En cuanto aniones, repetir lo de los anteriores.

El Luvisol vertico combina la presencia de un horizonte árgico con uno vértico, eso nos da un contenido en arcilla elevado, 30 %, con una CIC alta, 100 cmol(c)/kg. El contenido orgánico semejante al del Vertisol, 2 %. La saturación elevada pero no total y el pH neutro. En cuanto a aniones su fijación es baja.

Con estas consideraciones podríamos establecer los siguientes valores aproximados, como promedio de los primeros 30 cm:

Suelo
CIC cmol(c)/kg
V %
pH
CIA
Antrosol hidrágrico
16.5
80
6.5
Muy baja
Regosol calcáreo
34
100
8
Media
Fluvisol úmbrico
20.5
40
5.5
Media a Alta
Arenosol lamélico
3.5
70
6
Muy baja
Vertisol hipocálcico
43
90
7
Media
Cambisol calcáreo
27
100
8
Media
Calcisol lúvico
28
100
8
Media
Luvisol vértico
38
80
7
Baja

Con estos datos podemos establecer el orden que figura en la tabla inferior.

 

Suelo
CIC
V
pH
CFA
Antrosol hidrágrico
2
3 ó 4
3
1 ó 2
Regosol calcáreo
6
6, 7 u 8
6, 7 u 8
4, 5, 6 ó 7
Fluvisol úmbrico
3
1
1
8
Arenosol lamélico
1
2
2
1 ó 2
Vertisol hipocálcico
8
5
4 ó 5
4, 5, 6 ó 7
Cambisol calcáreo
4
6, 7 u 8
6, 7 u 8
4, 5, 6 ó 7
Calcisol lúvico
5
6, 7 u 8
6, 7 u 8
4, 5, 6 ó 7
Luvisol vértico
7
3 ó 4
4 ó 5
3

 

Calificaciones.

Inicio    
Al Programa

Actualizada 10/2/05